Raleigh.- El inicio de la sesión legislativa estuvo marcado por la polémica en torno a los matrimonios del mismo sexo y el aborto, en lugar de la economía y la generación de empleo como habían prometido los líderes de la mayoría republicana.

El presidente del Senado estatal, Phil Berger, encendió la polémica en el primer día de sesiones al presentar un proyecto de ley que permitiría a los magistrados y a los empleados del registro civil excusarse de casar y expedir licencias de matrimonio a parejas homosexuales.

El proyecto SB2, según explicó Berger, protegería a los magistrados y empleados del registro civil de perder sus empleos por negarse a realizar un matrimonio entre personas del mismo sexo, luego que la Corte Suprema federal eliminara en octubre pasado la prohibición estatal que impedía las uniones civiles entre homosexuales.

“Yo tuve una situación en mi distrito en la que un magistrado sintió que tenía que renunciar con el fin de honrar sus creencias religiosas”, dijo Berger, republicano de Rockingham. “Mucha gente, incluyéndome a mí, siente que esto no debería ser y que la ampliación de los derechos de algunos no debe violar las creencias de los demás”.

Pero los demócratas, junto a defensores de los derechos de la comunidad homosexual, criticaron duramente el proyecto de Berger y advirtieron que de convertirse en ley, legalizaría la discriminación.

“En Carolina del Norte, el matrimonio gay es legal y los magistrados que han jurado para administrar estas leyes debe hacerlo de forma equitativa y para todo el mundo”, dijo el senador de Mecklenburg Jeff Jackson, durante una conferencia de prensa.

Chris Sgro, director ejecutivo de la organización Equality NC, dijo que Berguer ha disfrazado la discriminación contra la comunidad LGBT bajo la vestimenta de la defensa de las creencias religiosas, y advirtió que el representante Paul Stam ha prometido presentar su propia versión del proyecto de ley, lo cual amplificaría los efectos discriminatorios de esta legislación.

“Esto podría significar que el dueño de un hotel que se opone a la convivencia fuera del matrimonio le niegue habitación a una pareja no casada, que un propietario que crea que un hombre debe ser el jefe de familia podría rechazar alquilar un apartamento a una madre soltera”, advirtió Sgro.

Al segundo día de iniciada la sesión legislativa, otro asunto ideológico desató el debate luego que los demócratas denunciaron que los republicanos planeban bloquear las regulaciones propuestas por el Departamento de Salud y Servicios Humanos (DHSS), bajo la nueva ley del aborto aprobada en el año 2013.

El representante demócrata Rick Glazier lideró una conferencia de prensa en la que exhortó a sus colegas republicanos a no politizar el tema del aborto.

“Es hora de que los legisladores estatales se queden en su línea y que dejen a los profesionales médicos hacer su trabajo”, dijo Glazier.