Credit: Fundación Grandfather Mountain Stewardship

Linville. – Cinco ejemplares de las ardillas voladoras del norte, machos y en peligro de extinción, aparecieron en Grandfather Mountain el mes pasado.

Cada año, investigadores de distintas dependencias realizan un conteo de la población de esta especie en la popular montaña ubicada en Carolina del Norte.

Para cumplir el objetivo, se utilizan una serie de “cajas nido” a lo largo de una línea transversal.

Fundación Grandfather Mountain Stewardship

John Caveny, miembro del equipo de investigación, explicó en un comunicado que la cantidad de ardillas que habitan en esta región es buena. 

“En su mayor parte, es seguro decir que nuestra población en Grandfather Mountain es estable”, dijo Caveny. En promedio, cada vez que se realiza este conteo es típico encontrar de seis a diez ardillas.

Factores en juego

La cantidad de ardillas voladoras que se encuentran en estas inspecciones anuales varía, debido a que estos animales “tienen múltiples guaridas”, informó la fundación de Grandfather Mountain.

De esta manera, los biólogos creen que una variedad de factores influyen en el uso de cajas, incluido el clima reciente y la disponibilidad de alimentos.

Estos especialistas complementan su búsqueda con un monitoreo acústico mediante el uso de una unidad de grabación automatizada para registrar las vocalizaciones de las ardillas voladoras.

Parte de la labor de los investigadores es persuadir suavemente a las ardillas para que salgan de las ‘cajas nido’, las cuales ellas usan para hacer guarida. Luego, las colocan en una bolsa de malla.

Características únicas

Una vez que se captura la ardilla, se mide la longitud de la pata trasera para verificar si se trata de una ardilla voladora, cuyos pies son más largos que las ardillas más comunes.

Las ardillas voladoras del norte poseen un pelaje brillante de color marrón canela y una capa de piel suelta que se extiende desde las muñecas hasta los tobillos, lo cual les permite deslizarse por el aire.

Estos animales tienen pelos bicolores en el vientre (gris y blanco). Los biólogos determinan la edad de acuerdo al color de la cola.

Además, se verifica el peso, sexo, y condición reproductiva.

Fundación Grandfather Mountain Stewardship

Bajo cuidado

“Si perdemos estos bosques, entonces perderemos estas ardillas”, sentenció Caveny.

La ardilla voladora del norte es una de las 72 especies amenazadas o en peligro de extinción  en Grandfather Mountain.

Esta especie es estudiada en la mencionada montaña desde la década de los 90, pero se descubrió por primera vez en Carolina del Norte en los años 50. 

Fue en 1985 cuando se catalogó como en peligro de extinción a nivel federal. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.