Raleigh.- El clima cálido aumenta el riesgo de propagación de mosquitos y estos pueden ser portadores de virus mortales para los caballos, por lo que las vacunas pueden salvar sus vidas.

En esta época calurosa del año es cuando más peligro existe en el ambiente, ya que los mosquitos aumentan su población en cualquier estanque o agua encharcada que esté sin movimiento.

De acuerdo con el Departamento de Agricultura de Carolina del Norte, “los mosquitos pueden reproducirse en cualquier charco que dure más de cuatro días” y esto puede ser una fuente de transmisión del virus que produce la Encefalomielitis Equina del Este (EEE) y el virus del Nilo Occidental (WNV por sus siglas en inglés).

Por lo tanto, es importante “eliminar cualquier fuente de agua estancada para reducir la posibilidad de exponer a los animales a WNV o EEE”, explica el veterinario estatal, Dr. Mike Martin.

Prevenir enfermedades

En ese sentido, el Comisionado de Agricultura, Steve Troxler, hizo un llamado a los propietarios de caballos a ser responsables en esta época del año.

“La temporada de reproducción de mosquitos en Carolina del Norte dura desde la primavera hasta la primera helada y los caballos están en riesgo si no se vacunan adecuadamente”, dijo Troxler. 

Según cifras oficiales, el año pasado se registraron tres casos de EEE y dos casos de WNV. 

Y aunque parecen cifras pequeñas, Troxler asegura que el “EEE es fatal el 90 por ciento del tiempo en caballos y WNV tiene una tasa de mortalidad del 30 por ciento. Pero ambas enfermedades se pueden prevenir mediante la vacunación”.

En tanto el Dr. Mike Martin, recomienda que los dueños de equinos hablen con sus veterinarios sobre un protocolo de vacunación eficaz para proteger a los caballos de las enfermedades transmitidas por mosquitos

Síntomas de las enfermedades

Los propietarios de los caballos deben estar atentos a ciertos síntomas y comportamientos extraños de los animales, ya que esto puede significar que se contagiaron con alguno de estos virus.

Entre los principales síntomas de la EEE, el Departamento de Agricultura señala que se presentan “problemas de visión, deambular sin rumbo, presionar la cabeza, dar vueltas, incapacidad para tragar, marcha irregular tambaleante, parálisis, convulsiones y muerte”. 

Una vez que un mosquito infectado pica a un caballo, los síntomas pueden tardar de tres a diez días en aparecer.

Mientras que los síntomas del WNV incluyen “fiebre, debilidad o parálisis de las patas traseras, problemas de visión, presión en la cabeza, convulsiones y deambulación sin rumbo fijo”.

Medidas de prevención

Además de las vacunas, que son fundamentales para prevenir estas enfermedades, las autoridades también hacen recomendaciones sencillas que pueden reducir el riesgo para los caballos.

Entre algunas medidas proponen “mantener a los caballos en los establos durante la noche, usar mosquiteras y ventiladores y apagar las luces después del anochecer también puede ayudar a reducir la exposición a los mosquitos”. 

También el uso de repelentes de insectos, pueden ser efectivos si se usan de acuerdo con las instrucciones del fabricante.

Vacunas contra la rabia

Por otra parte, Steve Troxler hizo un recordatorio a los dueños de caballos sobre la vacunación contra la rabia.

“También es un buen momento para asegurarse de que su animal esté al día con la vacuna contra la rabia”, dijo el funcionario.

Esto es importante porque están aumentando los casos de esta enfermedad en Carolina del Norte ya que datos oficiales reportan que en 2021 se registraron siete casos de ganado infectado con rabia.

En lo que va de este año, “desde enero ya hemos tenido cuatro casos positivos en ganadería. La mayoría de los casos han sido en vacas, pero todo el ganado son animales curiosos por naturaleza, lo que los pone en riesgo de ser mordidos si un animal rabioso atraviesa la cerca”, concluyó Troxler.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.