purple fireworks effect
Photo by Wendy Wei on Pexels.com

Raleigh.- El comisionado de seguros y jefe de los bomberos del estado, Mike Causey, insta a los habitantes de Carolina del Norte a mantenerse seguros durante la celebración del Día de la Independencia, evitando el uso de fuegos artificiales, ya que si no se manejan adecuadamente, las celebraciones podrían terminar con un viaje al hospital.

“Los fuegos artificiales van de la mano de las celebraciones del 4 de julio, pero solo deben ser manejados por profesionales porque son muy peligrosos”, dijo el comisionado Causey. “Incluso los fuegos artificiales más pequeños y aptos para el consumidor, como las bengalas y los petardos, pueden iniciar incendios y causar quemaduras graves. Nuestro mensaje es simple: deje los fuegos artificiales a los profesionales “.

Una bengala de mano simple puede arder a una temperatura de 1200 grados Fahrenheit. Para poner eso en perspectiva, el agua hierve a 212 grados, un pastel se hornea a 350 grados y la madera se quema a 575 grados.

Según la Comisión de Seguridad de Productos de Consumo (CPSC), en 2019 se informaron de al menos doce muertes relacionadas con fuegos artificiales.

Se estima que hubo 10,000 lesiones tratadas en el departamento de emergencias relacionadas con fuegos artificiales en 2019, y el 73% de ellas ocurrieron durante el mes que rodea al 4 de julio (22 de junio al 22 de julio). Durante ese período, los niños menores de 15 años representaron el 36% de las lesiones estimadas relacionadas con los fuegos artificiales.

La mejor manera de proteger a su familia es no usar fuegos artificiales en casa. En cambio, el comisionado Causey insta a todos los habitantes de Carolina del Norte a que asistan a las exhibiciones públicas de fuegos artificiales realizadas por profesionales capacitados con licencia del estado.

Además recomienda que después de la exhibición, no se levanten ni se toquen los fuegos artificiales sobrantes porque aún pueden estar activos.

“Si un niño resulta herido, acuda inmediatamente a un médico o al hospital. Si se produce una lesión en el ojo, no permita que su hijo lo toque o frote, ya que esto puede causar aún más daño”, indicó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *