Charlotte.- La noche del  20 de junio, José Mario Chicas caminó hasta una tienda cercana a su casa, un recorrido que siempre hacía después de regresar del trabajo. Sin embargo, ese fatal día fue atacado y apuñalado y, su cuerpo abandonado cerca de un contenedor de basura en una calle al este de Charlotte. Hoy su familia pide justicia por la muerte de este padre salvadoreño.

Chicas de 51 años y originario de Santa Ana, El Salvador,  fue encontrado sin vida alrededor de las 6:48 am del jueves 21 por una persona que corría por la calle Milton Road, indicó el Departamento de Policía de Charlotte-Mecklenburg (CMPD).

Las autoridades señalaron que este padre de familia presentaba un profunda herida de arma blanca, un versión que fue confirmada a Qué Pasa Mi Gente por uno de sus familiares.

“Quien hizo la autopsia  me dijo que lo habían apuñalado a la altura de el corazón. Lo que le hicieron esto tenían intenciones de matarlo”, indicó a QPMG, Alva Mejía prima de Chicas.

Aunque la policía está  investigando el móvil y se encuentra tras los pasos de los responsables, su familia sostiene que el inmigrante habría sido víctima de robo.

“Por cuenta de nosotros  hemos investigado, que él  fue a una Shell que está ahí cerca para comprar y luego el pasó a cambiar un tickets para raspar de lotería en una tienda muy cerquita de donde lo mataron… y esa es una tienda de indios o chinos”, contó Mejía. “El había ganado unos diez dólares según le dijeron a mi papá los de la tienda”.

De acuerdo con su familia, Chicas salió del establecimiento alrededor de las 10:15 pm con dirección a su domicilio localizado a unos díez minutos a pie.

En ese momento, se cree, fue atacado por unos desconocidos

“Él tenía mucho tiempo que iba y venía a cada rato por esa calle porque vivía cerquita de ahí, con mi mamá y mi papá. Él iba a diario a comprar…Nosotros le decíamos que no fuera que lo podíamos llevar, pero no hacía caso porque decía que no pasaba nada”.

El cuerpo de Chicas fue encontrado en la cudra 1900 de la calle Milton Road muy cerca de The Plaza, una zona rodeada de múltiples negocios y estaciones de servicio.

Un  buen hombre

Chicas emigró a Estados Unidos hace 17 años, desde hace dos, vivía en Charlotte junto con uno de sus primos hermanos en una casa ubicada a unos diez minutos a pie del lugar donde fue asesinado.

Una vez establecido en la Ciudad Reina comenzó  a laborar en una tienda mexicana cercana, pero  desde hace un mes y medio omenzó a trabajar en l rubro de la  construcción.

La familia recuerda al inmigrante salvadoreño como un hombre bueno y tranquilo, que siempre estaba dispuesto a ayudar a las personas.

“El era un pan de Dios, no merecía que le hiceran eso. Él no se metía con nadie, solo caminaba para la tienda y de ahí de regreso para la casa. Nunca salía  acer desorden”, dijo Mejía

“Nosotros pedimos que encuentren a los culpables, a quienes le hicieron eso”.

Chicas deja en la rfandad a su esposa y seis hijo, cinco de ellos en El Salvador..

“Primeramente Dios encuentre a los asesinos.  y sino a Dios ellos no se le van a escapar”.

 

Ayuda para el funeral

La familia de Chicas ha iniciado una recaudación de fondos para los gastos de funeral, envió de sus restos a El Salvador y para poder ayudar a su esposa e hijos.

Quienes quieran colaborar pueden hacerlo mediante la página:

https://www.gofundme.com/5prizd4

Cerca a  lugar donde asesinaron a madre

El asesinato de José  Mario Chicas ocurrió asi tres meses después del homicidio de María Echevarría Gómez, también salvadoreña,  a manos de res jóvenes afroamericanos.

El asesinato de Echevarría ocurrió en un complejo de apartamentos ubicado en la cuadra 6200 de Barrington Road, a menos de media milla del lugar donde acabaron con la vida de Chicas.

Consultado por el caso el capitán Allan Rutledge dijo a la agencia The Associated Press que la policía aumentará sus patrullas en el área.

“Nosotros estamos asustados. Mis padres están asustados porque no hace mucho mataron a una salvadoreña (María Echevarría) muy cerca de aquí. A ella la mataron en plano día”, recordó Mejía.

 

Si usted fue testigo

Mientras las investigaciones continúan para atrapar a los responsables de la muerte de Chicas, la policía de Charlotte-Mecklenburg ha pedido a las personas con informaciónmar a 704-432-TIPS y hablar directamente con un detective Unidad de Homicidios.

El detective Overman es elencargado del caso.

Cualquier testigo también puede llamar de manera anónima a CrimeStoppers al 704-334-1600 o visite el sitio web de aplicaciones móviles a Crime Stoppers al charlottecrimestoppers.com.