La mascarilla sigue siendo obligatoria en espacios públicos interiores.

Raleigh.- Carolina del Norte dio un paso más hacia la normalidad en la pandemia del coronavirus. Los residentes del estado ya pueden dejar de usar la mascarilla cuando se encuentren en espacios al aire libre, anunció el gobernador, Roy Cooper, casi un año después de que entrase en vigor la orden que obligaba a utilizar cubrebocas en exteriores. El gobernador también duplicó el número de personas permitidas en los encuentros sociales.
“Hoy estamos levantando el mandato de la mascarilla en exteriores, (pero) todavía hay algunas recomendaciones para las personas que no están vacunadas si están cerca de otras personas en una gran multitud. Se recomienda que usen un cubrebocas”, dijo Cooper la semana pasada.

Esta nueva permisión, que entró en vigor el 30 de abril, se aliena con las últimas recomendaciones de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés).

Días atrás, los CDC también habían concluído que la población del país que esté completamente vacunada ya puede ir sin mascarilla en espacios exteriores en muchos casos, excepto cuando haya grandes multitudes.

Necesaria en interiores
De momento, las personas deberán seguir usando la mascarilla en espacios públicos interiores, “ya que este virus puede extenderse fácilmente cuando estamos dentro”, dijo el gobernador.

Ahora bien, Cooper recordó que si Carolina del Norte logra vacunar parcialmente al menos dos tercios de su población adulta y las tendencias de COVID-19 se mantienen estables, levantará el mandato de la mascarilla en interiores.

Actualmente, más de 3,4 millones de personas en el estado, que representan el 42 por ciento de la población, están vacunadas completamente y más de 4 millones, el 50 por ciento, se ha vacunado parcialmente, es decir, de momento han recibido una dosis de la vacuna de Pfizer o de Moderna, según datos del Departamento de Salud y Servicios Humanos.

Entre los hispanos, el 5,4 por ciento de la comunidad ya se ha vacunado por completo, mientras que el 6,5 por ciento lo ha hecho de forma parcial.

“(Esperamos) trabajar duro y que podamos vacunar a la mayor cantidad posible de personas antes de que llegue el verano”, señaló Cooper.

¿Por qué llegar a los dos tercios?
La secretaria de salud, Mandy Cohen, explicó durante una conferencia de prensa que han establecido el objetivo de llegar a los dos tercios de la población adulta parcialmente vacunada, antes de quitar por completo el uso de la mascarilla porque, siguiendo las recomendaciones de los expertos en salud pública, creen que es en ese nivel que la población del estado tendrá suficiente protección para “mantener a raya el virus”.

“Sabemos que ese no es un nivel de inmunidad colectiva del que la gente puede haber oído hablar. Pero creemos que es suficiente protección en nuestra comunidad para que podamos vivir con este virus, que creemos que podemos levantar cosas como el mandato de la mascarilla para interiores y poner esta pandemia en un espejo retrovisor”, señaló Cohen.

Reuniones de más personas
El gobernador Cooper también relajó las restricciones en cuanto al número de personas que pueden juntarse en encuentros sociales.

Desde el pasado viernes, un total de 100 personas pueden reunirse en espacios interiores, mientras que los encuentros al aire libre pueden acoger hasta 200 personas; unas cantidades que duplican las permitidas hasta ahora.

Estas nuevas decisiones están registradas en la Orden Ejecutiva 209, que permanecerá vigente hasta el próximo 1 de junio, cuando se espera que el gobernador levante todas las restricciones en relación a las reuniones masivas, capacidad en interiores y distanciamiento social.

“Creemos que progresaremos lo suficiente durante el mes de mayo y queremos que todos trabajen duro y puedan hacerlo. Obviamente, continuaremos observando nuestras tendencias”, dijo el mandatario.

Entre el 26 de abril y el 3 de mayo, Carolina del Norte registró 13,030 nuevos casos de coronavirus y las muertes sumaron un total de 12,691. El martes, el estado reportó 981 nuevos diagnósticos positivos y un total de 12,700 personas fallecidas. Actualmente, un millar de personas están hospitalizadas debido a la enfermedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *