Durham.- Mientras las autoridades escolares y la policía investigan la denuncia de una madre de familia que asegura que su hijo de 5 años fue asaltado sexualmente por estudiantes mayores dentro de un autobús escolar, otra mujer hispana reveló que su niño también fue agredido durante el mismo incidente, el 11 de septiembre.

“Obligaron a mi hijo a que besara las partes íntimas del otro niño”, dijo la mujer a Qué Pasa, cuyo nombre y el de su hijo mantenemos en reserva para proteger su privacidad.

El relato de esta mujer mexicana coincide con el que dio la otra madre hispana que fue la primera en denunciar el incidente a través del periódico la semana pasada.

Ambas mujeres dijeron que sus hijos, los dos de 5 años, fueron forzados a hacerse sexo oral el uno al otro por otros estudiantes que tendrían al menos 10 años de edad.

El caso de la segunda víctima fue dado a conocer a Qué Pasa el viernes 26 de septiembre por la madre del menor, quien dijo haber reportado el hecho a la escuela dos semanas antes, el 12 de septiembre, un día después del incidente.

La mujer dijo que aquella tarde, a las 4:15 pm, su hijo bajó llorando del autobús pero no quiso contarle lo que le había pasado, a diferencia del otro menor que sí narró el incidente a su mamá, tal como lo reportó Qué Pasa la semana anterior.

“Mi hijo se bajó llorando del bus y el otro niño se veía que había llorado. Ellos no dijeron nada, fueron las niñas que estaban hasta la parte de atrás del bus las que contaron lo que había pasado”, dijo.

La mujer dijo que cuando le preguntó a su hijo sobre el hecho, el niño sólo se puso a llorar.

“Yo había olvidado mi celular. Tardé poco en en llegar a la casa pero cuando llegué llamé a la escuela. Me dijeron que ya no me podían atender y que fuera al día siguiente”, contó.

La madre dijo que el viernes 12 fue recibida por la directora de la escuela y que ella tomó nota de su reporte y prometió hacerse cargo de todo, que iba a investigar.

“Yo demoré mucho ese día en la escuela. Incluso llamaron a las niñas que vieron lo que pasó. Las llevaron a otra habitación. También llamaron a mis hijos, porque tengo otra niña que va en el bus pero ella estaba sentada en el medio y no vio nada. Mi niño sólo se echó a llorar”, narró la madre de familia.

“Me los llevé de las escuela a la 1:30 y desde ese día hasta hoy que me llamaron”, se quejó la mujer que se reunió por segunda vez con la directora el viernes 26.

La madre contó que al principio ella no quiso hacer público el caso porque confió en que le darían un respuesta y que los responsables serían sancionados pronto.

“La directora me dijo hoy que no puede decirme que pasó, que no sabe qué niños atacaron a mi hijo, que tengo que esperar hasta que la policía investige porque ella no puede hacer nada”, dijo frustrada.

Esa misma tarde, además, llamó a la policía para dar su testimonio y se sorprendió cuando el investigador le dijo que la escuela no había reportado su denuncia.

Lo peor para esta madre de familia es que desde que ocurrió el incidente, su hijo ha seguido utilizando el autobús de la escuela ya que ella no cuenta con un vehículo para transportarse.

Chrissy Pearson, vocera del DPS declinó hacer comentarios al ser consultada por Qué Pasa. Respondió que el DPS ha estado investigando mucha información pero que no podía decir qué era nuevo y qué no en el caso. “Esta es una investigación policial abierta entonces nosotros no podemos decir detalles”, dijo.

La policía investiga nuevo caso
El jefe del Departamento de Policía de Durham, José López, sí confirmó que los investigadores han recibido dos denuncias sobre el mismo incidente, aunque declinó dar detalles sobre la investigación.

“Tenemos dos quejas pero es la misma situación”, dijo López a Qué Pasa. “Los investigadores van a identificar quienes estaban presentes, van a empezar a hacer entrevistas pero eso va a coger un tiempo, tienen que tener paciencia”.

“Lo que puedo decirles a las famlias hispanas que tienen hijos en la escuela que no tengan miedo a hacer una queja con la policía. Si sus hijos reportan algo deben llamarnos, no deben preocuparse sobre su situación migratoria, eso no nos importa a nosotros”, dijo López.

Reportero: Eloy Tupayachi

etupayachi@quepasamedia.com

Nota Relacionada: 

Investigan asalto sexual a niño hispano en autobús escolar de Durham

Padres exigen que los estudiantes agresores no viajen en el autobús

Niños afectados en caso de presunto asalto sexual requieren terapia

Superintendente: “la directora actuó rápidamente” sobre denuncia de madres