Raleigh.- El nuevo cónsul de México para las Carolinas, Javier Díaz de León llegará a Raleigh en junio, en un momento clave pues a nivel federal se debate en el Capitolio un proyecto de reforma migratoria y en el ámbito local una ley que daría permisos de manejo a los inmigrantes indocumentados e impondría severas restricciones antiinmigrantes en Carolina del Norte.

Ante ese enorme reto, este funcionario de carrera con 20 años de experiencia diplomática planea ampliar los servicios consulares y llevar al Consulado hasta los lugares más lejanos del área para dar información,  orientación y asistencia a los mexicanos que viven en las Carolinas, según dijo en una entrevista telefónica con Qué Pasa.

“Todo esto reclama para  nosotros que tenemos que dedicar más recursos y mejorar lo que estamos haciendo para poder tener mayor presencia en los lugares más remotos donde hay migrantes que difícilmente puden viajar a Raleigh y acompañar a nuestros paisanos sobre todo en el contexto de una posible reforma migratoria porque van a necesitar muchísima información y orientación”, dijo Díaz de León.

“La mayoría de nuestros migrantes no saben qué derechos tienen, no saben a dónde recurrir ni qué recursos hay en sus ciudades, sobre todo los que no tienen papeles creen que no tienen derechos y eso no es así. Y hay que ver la manera, en alianza con los medios de comunicación y otras organizaciones, de revertir  un poco esta falta de información que aqueja a nuestros paisanos”, añadió.

Experiencia consular
Díaz de León dijo conocer muy de cerca la realidad de los inmigrantes en Estados Unidos pues ha estado dedicado a temas migratorios y consulares en los últimos 10 años, primero como cónsul alterno en San Diego y Nueva York, luego como coordinador de asuntos migratorios en la Embajada de México en Washington DC y más recientemente en calidad de director del Iinstituto de los Mexicanos en el Exterior  (IME) desde donde se desarrollan programas de educación y salud para los migrantes mexicanos.

Además conoce  Carolina del Norte, un estado que aseguró es muy “especial” para él, pues cuando era niño sus padres lo enviaban a pasar los veranos en Charlotte para que practicara el inglés.

“Las Carolinas tienen una migración bastante reciente pues en los últimos 15 años han llegado flujos enormes de migrantes mexicanos. Al ser reciente, la comunidad de migrantes está poco organizada y muy dispersa. Hay liderazgos importantes, organizaciones que se han estado consolidando en los ultimos años pero hay todavía mucho que construir en ese sentido”, comentó Díaz de León quien reconoció los esfuerzos de su predecesor, Carlos Flores Vizcarra, en ese sentido.

“Una comunidad migrante reciente y con esas características es  también muy vulnerable porque es difícil llegar a ellos y conocen muy pocos sus derechos. En los ultimos años el consulado ha hecho enormes avances, nosotros hemos trabajado con el consul Flores desde Washington y desde el IME para apoyarlo en esta tarea y creo que el consulado ha hecho enormes avances en hacer presencia y acercarse a la gente con actividades de comunicación, jornadas sabatinas y  consulados móviles”, dijo.

Preparado para una ley antiinmigrante
Respecto al peligro que implica la ley RECLAIM NC Act, que contiene provisiones similares a las de las leyes antiinmigrantes de Arizona y Alabama, Díaz de León dijo que es “paradójico” que mientra el gobierno federal discute una reforma migratoria, a nivel estatal se plantean iniciativas de ese tipo, pero afirmó estar listo para asistir a los mexicanos de Carolina del Norte ante ese escenario.

“Nosotros tenemos que trabajar en ambos contextos. En el ámbito  local tenemos una larga  experiencia, no es la primera vez que como gobierno de México tenemos al frente un reto de esta naturaleza, lo hemos enfrentado en lugares como Arizona, Alabama y Carolina del Sur. Nosotros respetamos el derecho que hay de discutir esto en ámbito de una Legislatura estatal de acuerdo a sus facultades, pero eso no significa que no vamos a quedar cruzados de brazos”, afirmó Díaz de León.

“Es importante  orientar a nuestros migrantes sobre lo que está sucediendo proque cuando hay este tipo de iniciativa s suele haber mucha desinformación y mucho temor en la comunidad. Tendremos que ser muy buenos y trabajar con nuestros aliados, los medios, abogados consultores y organizaciones comunitarias para que la gente conozca de qué manera estas inciativas locales les pueden afectar”, agregó.

Díaz de León dijo también estar dispuesto a hacer contacto con los líderes políticos a nivel local, en ambos frentes del debate de esta iniciativa legal, para sensibilizarlos sobre el posible  impacto de una legislación de ese tipo.

“La mejor manera de trabajar con una comunidad de inmigrantes no es tratar de aislarla sino de integrarla. Una comunidad  integrada aportará y fortalecerá a las Carolinas”, sostuvo el cónsul.

“Pero en el último de lo casos, como se hizo en otros estados como Arizona y Alabama, queda la  posibilidad de establecer alianzas para que se impugne legalmente estas iniciativas , de ser el caso”, añadió.

Díaz de León anticipó también que mantendrá y de ser posible fortalecerá los programas de asistencia y protección para casos de emergencia que tiene el Consulado de México, el cual brinda apoyo económico y legal a los mexicanos en el estado.