Charlotte. – Una mujer que compró un costoso vestido de quinceañera en una boutique de Charlotte, sigue con su periplo de pesadilla en el intento de que le reembolsen su dinero.

Verónica Micaela Vilaragut Ramos contó que fue en dos ocasiones al edificio de la Corte Municipal de Charlotte. Su visita a los jurados fue para gestionar un queja ante el  tribunal de reclamos menores por la compra fallida del vestido quinceañera de su hija.

No obstante, encontró que la oficina estaba cerrada.

La reconocida artista argumenta que pagó por un vestido nuevo y después de varias semanas recibió la pieza que la tienda utiliza de muetra para la clientela.

No contestó

“Funcionarios cercanos a la oficina sugirieron que procesara en línea. Pero prefiero hacerlo en persona”, dijo Vilaragut Ramos, quien afirmó que se acercará nuevamente a la corte.

La mujer tramitó una queja ante la organización de protección de los consumidores, Better Business Bureau (BBB), con el objetivo de recuperar los $900 dolares que pagó por la prenda que nunca recibió. La artista indicó que recibió una comunicación.

“Su Oficina de Buenas Prácticas Comerciales (BBB) ha hecho varios intentos de ponerse en contacto con la empresa (Blush Coture) en relación con su queja… BBB desarrolla y mantiene los perfiles empresariales de BBB sobre empresas de todo Estados Unidos y Canadá. Esta información está disponible para el público y es frecuentemente utilizada por clientes potenciales. En el caso de su queja, el hecho de que la empresa no haya prestado atención al asunto con prontitud se reflejará en el perfil empresarial”.

Investigación

El Banco Truist, que usó para pagar el vestido de quinceañera que no obtuvo, le comunicó que “inicio una investigación” relacionada con el caso.

“Truist intententará recobrar los fondos”, consignó la comunicación.

“Yo le comuniqué a Romeo Blush que le daría hasta el 9 de mayo de 2022 para que me regresara el pago que le hice el 21 de febrero de 2022 por el vestido, pero no respondió”, aseveró la frustrada madre.

La versión de Blush

A principios de mayo, Qué Pasa-Mi Gente, se contactó telefónicamente con Romeo Blush, el propietario de Blush Couture, para que se refiriera a la situación con Vilaragut Ramos.

“Ya le devolví el dinero en su tarjeta. Cancelé la orden del vestido porque la señora ha sido verbalmente irrespetuosa conmigo”, dijo Blush.

Nunca llegó

Sin embargo, Vilaragut Ramos, tiene pruebas que el dinero no ingresó a su cuenta bancaria.

A principios de mayo, la artista dijo, “no tengo muchas esperanzas de que devuelva la plata. He estado revisando las redes sociales de Blush Couture, donde aparecen historias muy similares a la mía de incumplimiento con los clientes. Además, la tienda ha estado cambiándose de lugar como gitana. Antes estaba en Atlanta, después en Pineville, después en el norte de Charlotte y un post reciente decía que abriría en Winston-Salem”.

Casos similares

Cuando se publicó la primera entrega de este artículo, en redes sociales aparecieron decenas de comentarios sobre prácticas similares en la industria.

Vilaragut Ramos anexó a Que Pasa- Mi Gente varias entradas de Facebook respecto al servicio recibido por parte de Blush Coture. Uno de los comentarios fue hecho por María Saucedo, que le da una estrella a Blush Coture.

“Es infortunado. Yo le quería dar 0 estrellas. Yo realmente no sé cómo ese lugar está abierto. Yo ordené un vestido para el cumpleaños 15 de mi hija. Estábamos para irnos a Disney, pero su vestido nunca llegó, Romeo siempre dijo que el vestido llegaría a tiempo, pero no ocurrió”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.