Wilmington –La noche del martes, un policía de Carolina Beach golpeó con su patrulla a un niño ocasionándole la muerte.

El hecho se registró cuando el agente Colby Edens salía de una residencia en Kiwi Lane en Wilmington.  En ese momento Lucas Marcinko, de 19 meses, se atravesó al frente del coche del oficial según el canal WECT.

Según señalaron las autoridades Edens estaba de camino a su trabajo después de cenar con la madre del menor con quien  mantiene una relación según WECT.

Las autoridades informaron que han iniciado una investigación para esclarecer el accidente.  Se prevé que el agente Edens no reciba cargos.