Raleigh.- Carolina del Norte volvió a batir récords en contagios por coronavirus. El jueves, 5 de noviembre se reportaron 2.859 nuevos casos, anunció hoy el gobernador Roy Cooper durante su primera rueda de prensa tras ser reelegido en las elecciones del martes, 3 de noviembre.

“Nuestras cifras siguen altas, y a pesar de que no tenemos un super aumento o estamos arriesgando la capacidad de los hospitales ahora, necesitamos que bajen las cifras” dijo Cooper. “Sabemos cómo, las 3Ms: usar mascarilla, lavarse las manos y mantenerse a seis pies de distancia”, añadió.

Los datos del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Carolina del Norte también indican un aumento continuo en el número de hospitalizaciones en los últimos seis días, con 1.193 personas hospitalizadas el miércoles día 4. Más de 4.500 personas han fallecido a causa del virus. 

A finales de octubre, Cooper extendió la fase 3 de restricciones hasta el 13 de noviembre debido al aumento de casos de coronavirus. Por entonces, los casos diarios no superaron los 2.700. La semana que viene, el gobierno estatal decidirá si liberar restricciones, mantener la fase 3 o dar un paso atrás y volver a imponer algunas limitaciones para contener la propagación del virus. 

“Hemos dicho muchas veces que no queremos hacerlo, pero las decisiones van a estar guiadas por los datos”, señaló Cooper. “Tendremos un anuncio sobre cuáles van a ser los siguientes pasos porque la orden vigente caducará pronto”. 

Guía para celebrar las fiestas

La secretaria de Salud, Mandy Cohen, mostró su preocupación ante un posible aumento de casos en las semanas venideras, pues la gente se reunirá con sus familiares para las fiestas. 

“Lo más seguro que podemos hacer para nuestros amigos, familiares y seres queridos es evitar reunirnos en persona, especialmente en el interior. Sé que todo esto va en contra de nuestras tradiciones”., dijo Cohen. 

La secretaria de salud recordó que, en caso de asistir a una fiesta u organizar una, hay medidas que se pueden tomar para reducir la propagación del virus lo máximo posible porque “no podemos eliminar el riesgo, pero sí reducirlo”. Por ejemplo, no asistir a fiestas si las personas han sido diagnosticadas o han estado expuestas al COVID-19, limitar el número de personas, hacer la celebración en el exterior y considerar hacerse una prueba del COVID-19 antes de viajar. 

Cohen anunció que el NCDHHS compartirá, en los próximos días, una guía sobre recomendaciones a seguir para el día de Acción de Gracias. 

Colaboración a nivel federal

Durante la rueda de prensa, Cooper señaló que habría querido “más eficiencia a nivel nacional en la batalla contra el COVID-19” y que espera que, en los próximos días, haya un esfuerzo coordinado y colaborativo entre estados. 

“Sería bueno tener una estrategia coordinada a nivel federal y que (la pandemia) se tome en serio”, dijo.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *