Asheboro .- Tras una larga lucha por su vida, el majestuoso león “Reilly”, del zoológico de Carolina del Norte, murió a los 23 años.

La noticia fue anunciada por el mismo parque ubicado en Asheboro y donde explicaron que el “rey de la selva” padecía desde hace algunos años de una enfermedad renal.

“Con gran pesar, anunciamos el fallecimiento de Reilly, el león africano macho…tenía 23 años y había estado luchando contra una enfermedad renal durante varios años. Superó con creces la vida normal de un león macho de 10 a 15 años. ¡Se extrañará mucho a Reilly!”, fue el sentido mensaje difundido por el zoológico.

Nacido en cautiverio

El león nació en el zoológico de Lincoln Park en Chicago el 7 de febrero de 1999 y llegó a Carolina de Norte el 23 de marzo de 2001. Fue padre de un total de nueve crías: tres machos y seis hembras.

 “Reilly” era una de las especies más visitadas del zoológico. Quienes lo iban a ver lo encontraban junto a su pareja, la leona africana bautizada con el nombre de “Mekita”.

“Son una gran pareja”, señala el blog del parque. Y es que a ambos se les veía tomando siestas juntos y criando a sus cachorros. 

El león era catalogado como “tolerante y ferozmente devoto con su pareja”.

 “Reilly era un alma única, y extrañaremos mucho sus rugidos matutinos”, dijo la cuidadora del zoológico Beth Malott, quien trabajó con Reilly durante ocho años. 

Tuvieron que sacrificarlo

Según informó el zoológico, debido a la gravedad de la enfermedad, el equipo de cuidado de los animales y los veterinarios tomaron “la desgarradora decisión de sacrificarlo por su calidad de vida”.

“La enfermedad renal no es poco común para un gato de la edad avanzada de Reilly, ya sea un gato doméstico sentado en la silla de su casa o un león en el zoológico”, dice el Director de Salud Animal y Veterinario Jefe, el Dr. Jb Minter. 

“Fuimos extremadamente afortunados de poder monitorear el avance de la enfermedad renal de Reilly a lo largo de los años usando condicionamiento operante para obtener sangre de su cola, pero desafortunadamente, la progresión de la enfermedad renal junto con su enfermedad espinal previamente diagnosticada resultó ser demasiado. Extrañaré escuchar su rugido desde el otro lado del parque”, añadió.

Cabe mencionar que el promedio de vida de un león en la naturaleza es de unos 10 a 15 años, mientras que los leones machos bajo cuidado humano tienen una esperanza de vida media de 17 años. Los machos de esta majestuosa especie pesan hasta 570 libras, mientras que las hembras pesan hasta 277 libras. Durante su mejor salud, Reilly pesaba hasta 440 libras. En el momento de su fallecimiento, pesaba 394 libras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.