Raleigh.- Los cortes de energía, que han dejado a 193 mil personas sin electricidad a lo largo del estado, son la principal preocupación de las autoridades estatales debido a la tormenta invernal que afecta a Carolina del Norte, según informó este mediodía el gobernador Pat McCrory.

“Hasta las 11:30 am, teníamos 193 mil personas sin energía, 72 mil en el condado Wake,37,400 en Durham, 11,600 en Chatam”, dijo McCaroy en una conferencia de prensa en el Centro de Operaciones de Emergencia, edificio que también se encontraba sin electricidad debido a la tormenta.

El gobernador pidió a la población que colabore con los trabajadores de las compañías de electricidad que están trabajando para reponer el servicio y que se mantengan lejos de los cables caídos.

“Tengan cuidado con los cables eléctricos caídos. No se acerquen a ellos. Por favor, muestren respeto a los trabajadores de las compañías de electricidad”,dijo.

El gobernador dijo que no se han reportado víctimas ni heridos a consecuencia de la tormenta en las últimas 24 horas, pero pidió a los norcarolinos mantenerse alejados de las carreteras y atentos a los reportes del clima.

“Lo que hemos aprendido de los últimos accidentes es que estos ocurren después de las tormentas”, dijo McCrory. “Tengan cuidado con el hielo negro y con los cables eléctricos caídos”.

El gobernador dijo además que se ha registrado un patrón muy inusual de clima invernal, pero que la buena noticias es que la nevada no afectó el área de Charlotte-Meckenburg como se había anticipado.

Indicó que el mayor efecto se sintió desde el norte de Concord hacia el área de Greensboro-Winston Salem, donde se registraron inesperados cortes de energía eléctrica, y en el área del Triángulo, que incluye los condados de Orange, Durham y Wake.

El Secretario de Transportes, Tony Tata, reportó que los equipos de emergencia lograron tratar las carreteras la tarde de ayer antes de que empezara a caer la nieve y ahora se encuentran limpiando las vías desde muy temprano, pero que a pesar de todo ese trabajo todavía hay zonas peligrosas para los automovilistas.

“Viajar por carretera todavía es muy traicionero en muchas partes del estado”, dijo Tata. “Hay que darle tiempo y espacio a los equipos de emergencia para que hagan su trabajo con seguridad. Como ha dicho el gobernador, la seguridad es nuestra principal prioridad”.

El Secretario de Seguridad Pública, Frank Perry, agradeció el apoyo de todos los alguaciles y a la Guardia Nacional por haber apoyado las labores de la Patrulla de Carreteras estatal para responder a cientos de llamadas de emergencia durante las últimas horas.

Perry destacó particularmente la labor de dos patrulleros estatales que rescataron a personas atrapadas en la nieve.

Perry mencionó un caso ocurrido en el condado Orange, donde varias personas discapacitadas estaban varadas a bordo de una VAN y pudieron llegar a casa gracias a un agente de la Patrulla de Carreteras, mientras que en el condado Cherokee, otro agente rescató a una mujer que estaba atrapada en la tormenta junto con un niño que había dejado de respirar. “Gracias al patrullero ellos están bien ahora”, dijo.

El Comandante de la Patrulla de Carreteras de Carolina del Norte, coronel William J. Grey, pidió a los norcarolinos que en lo posible se mantengan en sus hogares debido a que las condiciones en las calles y autopistas todavía son peligrosas.

“Si tienen que manejar, monitoree las condiciones y baje la velocidad. Es posible que haya hielo negro (en las pistas) esta noche cuando bajen las temperaturas”, dijo Grey.

“Los caminos se van a recongelar, provocando que se forme el hielo negro. Extreme la precaución, baje la velocidad”,insistió.