Mandy Cohen. Credit: Cortesía

Raleigh.- La secretaria de salud de Carolina del Norte, Mandy Cohen, renunciará a su cargo tras cinco años al frente del Departamento de Salud y Servicios Humanos, dos de ellos liderando la gestión de la pandemia del COVID-19 en el estado. 

La noticia la dio a conocer el martes el gobernador Roy Cooper a través de un comunicado. 

“Mandy Cohen ha demostrado un liderazgo extraordinario durante su mandato y ha trabajado todos los días durante esta pandemia para ayudar a mantener a los habitantes de Carolina del Norte sanos y seguros”, dijo el gobernador. “Somos más fuertes gracias a sus esfuerzos y estoy enormemente agradecido por su servicio”. 

La secretaria Cohen, médico de medicina interna, fue nombrada por Cooper en enero de 2017. En los últimos 21 meses ha liderado la gestión de la pandemia de COVID-19, desempeñando su rol como asesora principal y estratega del gobernador Cooper para combatir la pandemia.

“Ha sido el honor de toda una vida servir a este estado en un momento tan importante de la historia”, dijo Cohen. “Estoy agradecida por el liderazgo del gobernador Cooper y estoy muy orgullosa de lo que hemos logrado para mejorar la salud y el bienestar del estado durante los últimos cinco años”.

Cohen deja el Departamento de Salud en una posición sólida para continuar llevando a cabo su misión, dijo Cooper. 

Según señala el comunicado, Cohen planea pasar más tiempo con su familia mientras explora nuevas oportunidades para continuar con su trabajo mejorando la salud y el bienestar de las comunidades.

Nuevo secretario de salud

El gobernador Cooper nombró a Kody Kinsley, actual subsecretario jefe de salud estatal y líder de las operaciones de COVID, para suceder a Mandy Cohen partir del 1 de enero. 

Kinsley, de Wilmington, será el primer secretario de gabinete abiertamente gay en la historia de Carolina del Norte.

“Aún queda mucho trabajo por hacer, y estoy muy contenta de que el gobernador haya seleccionado a Kody Kinsley para tomar el relevo y correr la siguiente etapa de esta carrera”, dijo Cohen.

Durante sus casi cuatro años de servicio en el Departamento de salud, Kinsley ha supervisado la respuesta del estado a la epidemia de opioides; mayores inversiones en servicios y apoyos para personas con necesidades de salud conductual y discapacidades del desarrollo. También creó intervenciones estratégicas para brindar atención a las poblaciones involucradas en la justicia y ha sido “una fuerza impulsora” detrás de la respuesta estatal a la pandemia de COVID-19, incluidos los esfuerzos de distribución de vacunas de Carolina del Norte.

Kody Kinsley. Foto: NCCRC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.