La Unión Americana de Derechos Civiles (ACLU) da las siguientes recomendaciones sobre sus derechos en un eventual contacto con agentes inmigración:

¿En caso que agentes del DHS se pongan en contacto conmigo, tengo que responder a las preguntas que me hagan los agentes?
Constitucionalmente usted tiene derecho a no contestar las preguntas. El negarse a responder a las preguntas no constituye un delito. Se recomienda hablar con un abogado antes de acceder a responder cualquier pregunta. No está obligado a hablar con nadie aunque haya sido arrestado o incluso si se encuentra en prisión. Sólo un juez le puede ordenar que conteste preguntas.

¿Puedo hablar con un abogado?
Tiene derecho a hablar con un abogado antes de responder cualquier pregunta ya sea que la policía le haya informado o no sobre dicho derecho. La tarea del abogado es proteger sus derechos. Una vez que expresa su deseo de hablar con un abogado, los funcionarios deberían dejar de hacerle preguntas. Aunque no tenga un abogado, le puede decir al funcionario que desea hablar con un abogado antes de responder cualquier pregunta. Si tiene un abogado, lleve siempre su tarjeta consigo. Muéstresela al funcionario y solicite llamar a su abogado. Recuerde obtener el nombre, el organismo al que pertenece y el número de teléfono de cualquier investigador que lo visite, y comuníquele dicha información a su abogado.

¿Qué hago si no soy ciudadano?
Haga valer sus derechos. Si usted no exige que se respeten sus derechos o si firma alguna documentación renunciando a sus derechos, el DHS lo puede deportar antes de que usted vea a un abogado o a un juez de inmigración. Nunca firme documentación alguna sin antes leerla, entenderla y conocer las consecuencias de firmarla. Hable con un abogado. Si fuera posible, lleve consigo el nombre y número de teléfono de un abogado que responderá a sus llamados.

¿Tengo derecho a hablar con un abogado antes de firmar cualquier documentación del DHS?
Sí. Si lo detienen, tiene derecho a llamar a un abogado o a su familia; también tiene derecho a que un abogado lo visite mientras se encuentra detenido. Tiene derecho a que su abogado lo acompañe en cualquier audiencia ante un juez de inmigración. No tiene derecho a un abogado designado por el gobierno para procedimientos de inmigración; pero si ha sido arrestado, los funcionarios de inmigración le tienen que mostrar una lista de proveedores de servicios jurídicos gratuitos o de bajo costo.

¿Debería llevar mi tarjeta de residencia permanente (green card) u otra documentación de inmigración conmigo?
Si tiene documentación que lo autoriza a permanecer en Estados Unidos, debe llevarla consigo. La presentación de documentación falsa o vencida ante el DHS puede tener como consecuencia la deportación o una acción penal. La presentación de una tarjeta de residencia permanente (green card), un formulario I-94, un Permiso de trabajo (Employment Authorization Card), una Tarjeta para cruce de frontera (Border Crossing Card) o cualquier otra documentación vigente que pruebe que su situación es legal cumplirá con este requisito. Si no lleva esta documentación con usted, lo podrían acusar de un delito menor. Siempre tenga una copia de su documentación de inmigración en poder de un familiar o amigo de confianza que se la pueda enviar por fax si fuera necesario. Consulte con su abogado de inmigración sobre su caso en particular. Se le podría exigir que muestre su identificación a oficiales de policía, agentes de la patrulla de frontera y pilotos de avión.

¿Estoy obligado a hablar con funcionarios del gobierno acerca de mis antecedentes de inmigración?
Una vez que haya mostrado pruebas de su situación no está obligado a continuar hablando con los funcionarios; esto depende de usted. Le convendría guardar silencio y hablar con un abogado primero, dependiendo de su situación. Las leyes de inmigración son muy complicadas. Podría tener un problema sin darse cuenta. Un abogado puede proteger sus derechos, asesorarlo, y ayudarlo a evitar dar respuestas que lo pueden perjudicar. Si el DHS le hace alguna pregunta sobre sus creencias políticas o religiosas, grupos a los que pertenece o contribuye, cosas que ha dicho, lugares a los que ha viajado, u otro tipo de preguntas que no le parecen correctas, usted no está obligado a responder. Un funcionario no puede solicitarle pruebas de su situación migratoria en su hogar u otro lugar privado a menos que tenga una orden de allanamiento.

Si me arrestan por infringir las leyes de inmigración, ¿tengo derecho a una audiencia ante un juez de inmigración a fin de defenderme en contra de acusaciones de deportación?
Sí. En la mayoría de los casos sólo un juez de inmigración puede determinar su deportación. Sin embargo, si renuncia a sus derechos o decide “irse del país voluntariamente,” accediendo a salir del país, podría ser deportado sin una audiencia. Si tiene condenas penales, lo arrestaron en la frontera, ingresó a Estados Unidos mediante el programa de exención de visado (visa waiver program), o han ordenado su deportación en el pasado, usted podría ser deportado sin una audiencia. Comuníquese con un abogado inmediatamente para averiguar si existe algún tipo de protección judicial para usted.

¿Si me arrestan, puedo llamar al consulado de mi país?
Sí. Aquellas personas arrestadas en Estados Unidos que no sean ciudadanas tienen derecho a llamar al consulado de su país o solicitar a la policía que notifique de su arresto al consulado. La policía debe permitir que funcionarios de su consulado lo visiten o se comuniquen con usted si los funcionarios consulares así lo deciden. El consulado de su país le puede ayudar a encontrar un abogado o le puede ofrecer otro tipo de asistencia.

¿Qué sucede si renuncio a mi derecho a tener una audiencia o salgo de Estados Unidos antes de que finalice la misma?
Usted podría perder su elegibilidad para recibir ciertos beneficios de inmigración, y le podrían prohibir el regreso a Estados Unidos en el futuro durante varios años. Siempre debería hablar con un abogado de inmigración antes de decidir renunciar a su derecho a una audiencia.

¿Qué debo hacer si deseo ponerme en contacto con el DHS?
Siempre hable con un abogado antes de ponerse en contacto con el DHS, incluso por teléfono. Muchos funcionarios del DHS ven “el cumplimiento de la ley” como su principal tarea y no le explicarán todas sus opciones.