Asheville.- Las multas de estacionamiento suponen una carga financiera innecesaria para los estudiantes y pueden ser tan caras como los pases de estacionamiento, según una estudiante de la Universidad de UNC Asheville.

“He recibido solo una multa de estacionamiento. No tengo dinero para pagar un pase de estacionamiento, especialmente cuando solo tengo una clase en persona una vez a la semana. Si no puedo pagar un pase, ¿cómo puedo pagar una multa? ”, dijo Lindsay Vasold, estudiante de historia del arte.

Las multas son caras

Los precios de los pases de estacionamiento aumentaron en un 33 por ciento entre el año escolar 2018-19 y el 2020-21, según el vicecanciller de seguridad pública de la UNCA Eric Boyce.

«Durante la pandemia, las ofensas estudiantiles más comunes son estacionarse en zonas no autorizadas cuyo permiso no les permite estacionar», dijo Boyce.

El costo adicional de las multas crea más tensión financiera para los estudiantes, dijo la estudiante de lengua inglesa, Logan Roper.

«Son caras. Realmente caras y creo que son innecesarias. Ya pagamos mucho por estacionarnos en el campus, por lo que las multas de estacionamiento solo agregan un costo adicional ”, dijo Roper.

Recibir multas molesta a los estudiantes, indicó la estudiante de historia del arte.

“Me estacioné en un parqueadero vacío, ni siquiera había cinco autos, por menos de 2 horas. No creo que sea justo que me hayan dado esa multa porque estamos en medio de una pandemia y si no tengo el dinero para un pase de estacionamiento, ¿cómo puedo pagar una multa? Lo que me molesta es que era un terreno baldío, ni siquiera podemos obtener pases de visitante porque somos estudiantes, y también era muy temprano en la mañana «, contó Vasold.

Por su parte, el jefe de la “policía” de UNCA, Boyce, explicó que la universidad ha designado estacionamientos para estudiantes y personal docente y que la forma en que funciona el sistema permite estacionarse en el lote de estudiantes o el personal docente depende de su permiso.

“Tenemos lotes con nombre para estudiantes que pueden estacionarse en el estacionamiento de estudiantes, tienen residencia, por lo que los estudiantes residentes se estacionan allí, los estudiantes no residentes pueden estacionar en cualquier lugar y los estudiantes de primer año pueden estacionarse en el área de estacionamiento de estudiantes de primer año. Luego, está el estacionamiento designado para la facultad y el personal ”, dijo Boyce.

Los estudiantes que viven en el campus dijeron que sigue siendo injusto recibir una multa, especialmente si el estacionamiento está lejos de su edificio. Según Colin Taylor, un estudiante de promoción de la salud y el bienestar de UNCA, es agotador caminar hasta su edificio desde algunos estacionamientos.

“No creo que sea justo porque la mayoría de las veces, cuando recibí una multa, eran lugares abiertos y también el único estacionamiento para estudiantes cerca de Governors Village está en una colina muy empinada que es muy pesada para subir y bajar varias veces al día”, dijo Taylor. 

La razón más común por la que las multas molestan a los estudiantes es porque causan estrés financiero, dijo Taylor.

“Las multas me molestan porque no solo tengo que pagar más dinero además del pase de estacionamiento escandalosamente caro, sino que también crea mucho estrés. Siento que tengo mucho estrés en mi mente y mi billetera ”, dijo Taylor.

Los estudiantes no saben qué hacer para evitar recibir más multas, señaló Vasold, la estudiante de historia del arte.

“Aún no estoy segura de qué hacer para dejar de recibir una multa. Es posible que tenga que ser frugal con las provisiones durante el próximo mes porque no tengo suficientes horas en el trabajo para gastar $200 en un capricho. Conozco las políticas de UNCA sobre multas de estacionamiento, pero sí, estoy dispuesto a informarme más sobre ellas”, dijo Vasold.

El precio de estacionar en el lugar equivocado

Boyce explicó que, cuando los estudiantes reciben multas, el comportamiento más común es, tratar de resolver el problema encontrando el lugar apropiado para estacionar.

“Los estudiantes cumplen con los cumplimientos voluntarios como otro método de ejecución. Tenemos una situación en la que el estudiante no sabía que se estacionó en el lugar equivocado, pero quieren resolver las multas y comienzan a estacionar en el lugar correcto”, dijo el jefe de seguridad pública.

Es el caso del estudiante Logan Roper. “Para dejar de recibir una multa, me aseguro de no estacionarme en el estacionamiento para visitantes. Soy muy cuidadoso con el lugar donde me estaciono como estudiante residencial”. 

Por su parte, Taylor cambió su carro de lote tras recibir unas ocho multas.

 “Recibí unas ocho multas de estacionamiento. Estaba estacionando cerca de mi dormitorio en el estacionamiento de la facultad. Me cambié a un lugar donde puedo estacionarme fuera de mi residencia para no recibir una multa ”, dijo Taylor.

En opinión de los estudiantes, saber acerca de las multas de estacionamiento es importante, aunque puede que algunos no tengan claro dónde se puede y dónde no se puede estacionar en el campus.

“Siento que por un poco no está claro dónde pueden y dónde no pueden estacionar en el campus, ya sean estudiantes no residentes o estudiantes residenciales. Siento que hay un poquito más allá afuera, pero probablemente me estacionaré en los lugares donde se supone que debo hacerlo «, dijo Roper.

Tener un pase de estacionamiento es importante porque los oficiales de policía de UNCA observan la comunidad del campus, como la cantidad de estudiantes residentes, estudiantes no residentes y profesores y personal, dijo el jefe Boyce. Tienen que mirar la cantidad de personas que tienen en el campus, para que tengan la cantidad adecuada de espacios de estacionamiento, dijo el.

Este artículo fue publicado originalmente en The Blue Banner, de la UNCA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *