Raleigh.- A partir del lunes, 4 de enero, las familias de bajos ingresos podrán solicitar asistencia para pagar las facturas de la calefacción, anunció esta semana el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Carolina del Norte (NCDHHS). 

“Sabemos que este será un invierno desafiante para muchas familias debido al COVID-19”, dijo la secretaria del NCDHHS, Mandy Cohen. 

“Queremos hacerlo lo más fácil posible para que las personas soliciten ayuda con los costos de la calefacción este invierno, mientras se mantienen seguras y socialmente distantes”.

Las familias deberán solicitar la asistencia a través del Programa de Asistencia de Energía para Personas de Bajos Ingresos (LIEAP) y el Programa de Intervención de Crisis (CIP) en la página www.epass.nc.gov.

Los solicitantes también pueden llamar al departamento de servicios sociales de su condado para presentar una solicitud por teléfono o imprimir una solicitud en papel desde https://epass.nc.gov/ para enviarla por correo, fax o dejarla en el departamento de servicios sociales de su condado, explicaron desde el NCDHHS.

Programa de Asistencia de Energía para Personas de Bajos Ingresos (LIEAP)

El Programa de Asistencia de Energía para Personas de Bajos Ingresos es un programa de temporada que proporciona un pago único al proveedor para ayudar a los hogares elegibles a pagar sus facturas de calefacción. 

Las solicitudes se aceptarán del 4 de enero al 31 de marzo o hasta que se agoten los fondos, señalaron desde el NCDHHS. 

Para ser elegible para LIEAP, un hogar debe:

  • Tener al menos un ciudadano estadounidense o no ciudadano que cumpla con los criterios de elegibilidad
  • Tener ingresos iguales o inferiores al 130% del límite federal de pobreza.
  • Tener $2,250 o menos en cuentas corrientes y ahorro, así como dinero efectivo.
  • Ser responsable con el costo de la calefacción.

Para más información, visite: https://www.ncdhhs.gov/assistance/low-income-services/low-income-energy-assistance

Programa de Intervención de Crisis (CIP)

El Programa de Intervención en Crisis es un programa de todo el año que ayuda a las personas y familias que tienen una crisis de energía. 

Se considera que un hogar está en crisis si actualmente está experimentando o está en peligro de experimentar una emergencia relacionada con la salud o que amenaza su vida y no hay ayuda disponible de otra fuente. 

Las solicitudes CIP se aceptarán hasta el 30 de junio o hasta que se agoten los fondos, señalaron desde el NCDHHS. 

  • Para ser elegible para CIP, un hogar debe:
  • Tener al menos un ciudadano estadounidense o no ciudadano que cumpla con los criterios de elegibilidad.
  • Tener ingresos iguales o inferiores al 150% del nivel federal de pobreza.
  • Tener una crisis relacionada con la energía.
  • Tener una declaración de utilidad que muestre cuánto se debe para aliviar la crisis.

Para más información, visite: https://www.ncdhhs.gov/assistance/low-income-services/crisis-intervention-program

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *