Charlotte, NC- Con las altas temperaturas durante la temporada de verano, existe el riesgo de que muchos trabajadores que laboran a la intemperie enfermen de males ligados al calor, que incluso pueden llevar a la muerte.
Con el mensaje “tome agua, descanse y vaya a la sombra” la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA) del Departamento de Trabajo de Estados Unidos lanzó recientemente una campaña de prevención a nivel nacional.

“A medida que avanzamos en los meses de verano, se vuelve aún más importante para los trabajadores y los empleadores adoptar las medidas necesarias para mantener la seguridad en calor extremo”, dijo en un comunicado David Michaels, secretario asistente de OSHA.
El funcionario enfatizó, que tomando agua frecuentemente, descansando por intervalos y limitando el tiempo en el calor, son métodos simples y eficaces para prevenir las enfermedades a consecuencia de las altas temperaturas.
El calor puede ser muy peligroso para las personas que trabajan en la agricultura, la jardinería, la construcción, los aeropuertos, y los que venden autos, entre otros trabajos al aire libre. Según estadísticas de OSHA, cada año miles de trabajadores sufren de estos padecimientos. En 2009, hubo más de 1,790 casos de personas que enfermaron gravemente.
Si el trabajador no es tratado oportunamente, el agotamiento por el calor puede ser fatal.
El año pasado, más de 30 trabajadores perdieron la vida por esa razón, a nivel nacional.
En Carolina del Norte
Neal O’Briant, portavoz del Departamento de Trabajo de Carolina del Norte (NCDOL) dijo, que las últimas muertes de trabajadores por enfermedades por calor se registraron en 2006.
Uno de ellos murió después de trabajar todo el día en sembradíos de tabaco, otro por agotamiento por calor o “estrés térmico” y el tercero por insolación.
“Los empleadores están supuestos a reportar accidentes o enfermos solamente si alguien muere o si tres o más empleados son hospitalizados”, indicó el portavoz a Qué Pasa-Mi Gente.
O’Briant dijo que todos los años durante el verano lanzan la campaña de prevención del “estrés térmico” que este año comenzará el 21 de junio y que cuenta con videos, carteles y folletos en español e inglés, que se distribuyen a empleadores a través del estado.