Raeford.- El misterioso deceso de dos adolescentes hispanos el mes pasado afuera de una escuela en Raeford se va a aclarando.

Britany Carolina Muñoz-Ramírez y Ailton Sebastián Tirado-Martínez, de 17  y 16 años respectivamente, aparecieron muertos en el asiento trasero de un vehículo el domingo 24 de octubre en el estacionamiento de la escuela primaria Don Steed en el condado Hoke.

La doble pérdida que sacudió los corazones de miles de personas en Carolina del Norte habría sido accidental, ya que los jóvenes murieron por exceso de inhalación de monóxido de carbono, informó el canal de noticias WRAL.

El alguacil del condado Hoke convocó a una conferencia de prensa el próximo lunes por la mañana para compartir información sobre este caso, aunque minutos más tarde canceló la rueda ante los medios de comunicación. Unas horas más tarde, WRAL publicó los resultados de las autopsias de los cuerpos sin vida, donde se detalla que muerte de ambos jóvenes se produjo por envenenamiento de monóxido de carbono y fue catalogado como accidental, según las averiguaciones de las autoridades.

Britany y Ailton, quienes en el pasado estuvieron relacionados románticamente, fueron a una fiesta la noche anterior a su muerte y al no llegar a su casa en la mañana del domingo, sus familias salieron a buscarlos hasta encontrar el vehículo estacionado en las inmediaciones de la escuela, cuenta la narrativa de la autopsia. El motor de la camioneta tipo pick-up seguía encendido y las ventanas cerradas, al momento de ser encontrados los estudiantes de penúltimo grado en Hoke County High School.

Esta nota será ampliada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *