Charlotte. – La Ley de Modernización de la Fuerza Laboral Agrícola (HR 1603) ofrecería un camino hacia la ciudadanía para los trabajadores agrícolas indocumentados, revisaría el programa de trabajadores agrícolas H-2A e impondría la verificación de empleo obligatoria a través del programa E-Verify en la agricultura.

La Cámara de Representantes aprobó el 18 de marzo el proyecto de ley con 247 votos a favor y 174 en contra.

La aprobación de la propuesta fue bipartidista, con 30 republicanos uniéndose a los demócratas en pro de la legislación. Un demócrata votó en contra del proyecto de ley.
El 3 de marzo, los congresistas Zoe Lofgren (demócrata) y Dan Newhouse (republicano) presentaron el proyecto de ley para enmendar la Ley de Inmigración y Nacionalidad para establecer términos y condiciones para los trabajadores no inmigrantes que realizan labores agrícolas o servicios, y para otros fines.

La Casa Blanca

“Un camino hacia el estatus migratorio para los trabajadores agrícolas indocumentados es de vital importancia para los sectores de alimentación y agricultura de nuestra nación. La mayoría de los aproximadamente 2,4 millones de trabajadores agrícolas de la nación son indocumentados, viven en las sombras y son vulnerables a la explotación, incluida la trata de personas. Durante la pandemia, estos trabajadores han arriesgado sus vidas, cosechando frutas y verduras y criando y cuidando ganado para llevar comida a nuestras mesas”, dijo el comunicado de la Casa Blanca.

Los requisitos

Este proyecto de ley crearía un proceso para obtener un estatus temporal como Trabajadores Agrícolas Certificados (CWA) para los individuos que han trabajado al menos 180 días en la agricultura durante los últimos 2 años. Los cónyuges e hijos también pueden solicitar un estatus temporal en virtud de la ley.

La legislación crearía una vía para que los trabajadores obtengan una tarjeta verde pagando una multa de 1,000 dólares y participando en trabajos agrícolas adicionales dependiendo de cuánto tiempo hayan trabajado en la agricultura en el país.

El estado de CAW se podría renovar indefinidamente con trabajo agrícola continuo, al menos 100 días por año.

Los solicitantes, incluidos cónyuges e hijos, deberían someterse a verificaciones de antecedentes penales y de seguridad nacional.

La visa H2A

El proyecto de ley agilizaría el proceso para obtener una visa H-2A, que permite a los ciudadanos extranjeros ingresar al país para realizar trabajos agrícolas temporales.

Consolidaría el proceso de presentación de H-2A a través de una plataforma electrónica en la que todas las agencias pueden al mismo tiempo desempeñar sus responsabilidades de adjudicación.

Permitiría que la mayoría de los empleadores presenten una sola petición para necesidades laborales de temporada escalonadas.

Haría una transición de la contratación de anuncios en periódicos a anuncios de empleo electrónicos.

Reducir los costos asociados con el procesamiento de visas al proporcionar a los trabajadores H-2A visas de 3 años.

Desglosaría los salarios para diversas ocupaciones del campo, por ejemplo, trabajadores agrícolas, ganaderos, operadores de máquinas.

Se adaptaría a la necesidad de trabajadores en la agricultura durante todo el año al proporcionar hasta 20 mil visas H-2A por año, durante por 3 años, para obreros de la industria láctea y otros sectores agrícolas.

Aumentaría  la cantidad de tarjetas verdes que están disponibles para el patrocinio del empleador, mientras creando un medio para que los trabajadores puedan autosolicitar sus tarjetas de residencia después de 10 años de servicio H-2A.

Establecería un programa piloto de Trabajadores Agrícolas Portátiles (PAW) para facilitar la libre circulación y empleo de hasta 10 mil trabajadores H-2A con empleadores agrícolas registrados.

La posición de los granjeros

La organización United Fresh Produce Association emitió el siguiente concepto sobre el proyecto:

Esta legislación marca un primer paso importante en ese proceso e incluye los principios básicos de la reforma migratoria que hemos defendido durante mucho tiempo
El proyecto de ley otorga estatus legal a la fuerza laboral actual, reforma el actual programa federal de trabajadores huéspedes agrícolas conocido como H-2A y asegura que tendremos acceso en el futuro a una fuerza laboral capacitada y dedicada.

El proyecto de ley también incluye disposiciones para garantizar la aplicación adecuada de las leyes de inmigración de nuestra nación, pero depende de que se incluyan las reformas a la fuerza laboral actual y futura.

Participa en la conversación

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.