La Antorcha Guadalupana durante su paso por Thomasville, el pasado domingo.
La Antorcha Guadalupana durante su paso por Thomasville, el pasado domingo. Foto: Fernando Jiménez / Qué Pasa

Thomasville.- Tras caminar miles de kilómetros desde la Basílica de la Ciudad de México, la Antorcha Guadalupana cruzó Carolina del Norte la semana pasada, rumbo a su destino final: la catedral de San Patricio, en Nueva York.

Durante su paso por el estado, la Antorcha hizo parada en varias ciudades, como Charlotte, Kannapolis, Newton, Mocksville y Greensboro..

Los corredores, que sustentan la Antorcha desde su partida hasta que llega a destino, también pasaron por la Iglesia Católica Nuestra Señora de los Caminos, en Thomasville, el pasado domingo.

“Hoy la intención principal de la antorcha es volver a renacer ese fuego que existe en el pueblo hispano”, dijo a Qué Pasa el reverendo Diácono Enedino, organizador del tramo que cruza la región del Piedmont-Triad. “La intención es volver a unir al pueblo para que volvamos a celebrar una misma fe, un mismo bautismo, y un mismo Señor.”

Este año, además, los corredores hacen un pedido a la Virgen de Guadalupe por el bienestar y por la legalización de todos los inmigrantes en Estados Unidos.

Foto: Fernando Jiménez / Qué Pasa

En Thomasville, la celebración comenzó con danzas folclóricas en el estacionamiento de la iglesia, mientras un centenar de personas daban la bienvenida a la Antorcha y a la imagen de la Virgen.

Emily González, voluntaria y miembro de la iglesia, estuvo presente repartiendo pan y champurrado a los asistentes.

“Me la estoy pasando muy bien”, dijo González. “Yo me acuerdo que de muy chiquita, cuando tenía 6 años, mi papá siempre me traía cada año. Es una muy bonita experiencia”.

La vigésima edición de la Carrera de la Antorcha Guadalupana culminará en Nueva York el 12 de diciembre, que coincide con la celebración del día de la Virgen de Guadalupe.

Para Filiberto Felipe, un nativo de Puebla, este fue el primer año participando en la carrera. Felipe comenzó su viaje desde la basílica en la Ciudad de México, junto con los organizadores Diego Abel Reyes, Oscar Ramos, y Erasmo Rojas.

“Hay mucha gente que está aquí en Estados Unidos que no puede ir a ver a la Virgen de Guadalupe y, gracias al esfuerzo de mucha gente, es posible que la Virgen pueda venir a ver a sus hijos”, dijo Felipe.

Tras pasar la noche en Thomasville, los corredores siguieron su recorrido por Durham y Siler City, antes de partir hacia el norte del país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *