Juez de Carolina del Norte, David Lee.
Juez de Carolina del Norte, David Lee.

Charlotte. –  El juez de Carolina del Norte David Lee ordenó a los legisladores estatales gastar más de 1.7 miles de millones de dólares en un plan integral destinado a garantizar que los estudiantes tengan acceso a una educación básica sólida.

La decisión enfureció a los republicanos, quienes argumentan que sólo los legisladores pueden apropiarse de fondos en las cuentas estatales y que la orden del juez viola la constitución estatal.

La decisión durante la última audiencia en el caso Leandro de larga duración cumplió las esperanzas y expectativas de muchos observadores.

 Lee dijo que el mandato constitucional de proporcionar a todos los niños en el estado acceso a una educación básica sólida reemplaza cualquier ley que diga que el poder de apropiarse del dinero recae en la Legislatura.

“Leandro” es un caso judicial de décadas en Carolina del Norte.

Comenzó en 1994, cuando cinco condados demandaron al estado y a la Junta de Educación del Estado.

Argumentaron que sus estudiantes no estaban recibiendo una educación suficiente.

En respuesta, la Corte Suprema de Carolina del Norte determinó que todos los niños tienen un derecho constitucional estatal a una educación básica sólida:

• Aulas con maestros competentes, certificados y bien capacitados.

• Escuelas dirigidas por directores competentes y bien capacitados

• Recursos necesarios para apoyar programas educativos efectivos

En 2004, el mismo tribunal sostuvo que se había negado el derecho a los estudiantes en situación de riesgo, incluidos los que necesitaban prekínder.

En 2016, el juez David Lee fue asignado al caso cuando el juez Howard Manning renunció después de 19 años.

En 2017, el gobernador Roy Cooper creó una comisión para abordar el problema.

En 2018, la corte nombró a la institución WestEd para recomendar acciones específicas necesarias por parte del estado para cumplir con Leandro.

WestEd publicó su informe un año después, detallando el problema y recomendando varias soluciones.

El caso lleva el nombre de Robb Leandro, un estudiante de Raeford, en el condado de Hoke.

Leandro estaba en octavo grado cuando se presentó la demanda.

Debido a que era menor de edad en ese momento, su madre, Kathy, presentó la demanda en su nombre.

En junio de 2021, el juez Lee firmó una orden judicial aprobando un plan de 7 años acordado por la Junta Estatal de Educación, la Administración de Cooper y los demandantes de Leandro que exige al menos $ 5,6 mil millones en nuevos fondos para la educación hasta 2028 (los $ 1,7 mil millones en cuestión ahora mismo financiarían los dos primeros años de este plan de $ 5.6 mil millones).

En septiembre de 2021, Lee les dio a los legisladores estatales una fecha límite para financiar el plan Leandro o él intervendría. Los tribunales de otros estados han recurrido a acciones legales similares para aumentar la financiación de la educación pública.

En octubre de 2021, Lee pidió a los demandantes que presentaran una orden judicial propuesta sobre cómo la corte podría financiar el plan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *