Raleigh.- El Servicio Inmigración y Control de Aduanas (ICE) obtuvo oficialmente acceso a una base de datos nacional de reconocimiento de placas de vehículos, informó el medio digital The Verge.

Un representante de ICE dijo a The Verge que los datos provenían de Vigilant Solutions, que brinda entre otros servicios el reconocimiento de matrículas y con quien ICE hizo un contrato.

“Al igual que la mayoría de las otras agencias de aplicación de la ley, ICE utiliza la información obtenida de los lectores de matrículas como una herramienta en apoyo de sus investigaciones”, dijo el vocero Dani Bennett en un comunicado. “ICE no busca construir una base de datos de lectores de placas, y no recopilará ni contribuirá ninguna información a una base de datos nacional pública o privada a través de este contrato”.

De acuerdo con el portal, aunque recopila pocas fotos, Vigilant Solutions ha acumulado una base de datos de más de 2 mil millones de fotos de matrículas al ingerir datos de socios como agencias de reposesión de vehículos y otros grupos privados.

La empresa también se asocia con las agencias policiales locales, a menudo recabando aún más datos de los vehículos policiales equipados con cámaras.

El resultado es una red masiva de rastreo de vehículos que genera hasta 100 millones de avistamientos por mes, cada uno etiquetado con fecha, hora y coordenadas GPS del avistamiento.

De acuerdo con The Verge, los agentes de ICE podrían consultar esa base de datos de dos maneras. Una búsqueda histórica aparecería en cada lugar donde se haya visto una placa de matrícula en los últimos cinco años, un registro detallado de los movimientos del objetivo.

Esa información podría usarse para encontrar la residencia de un sujeto determinado o incluso identificar a los asociados si un automóvil determinado se ve regularmente en un estacionamiento específico.

Para los grupos de libertades civiles, las implicaciones van más allá de la inmigración.

“Hay personas circulando en nuestra sociedad que no están documentadas”, dice Jay Stanley de la Union Americana de Libertades Civiles.

Desde Carolina del Norte el Centro de Justicia NC también expresó su preocupación.

“Cualquier tipo de dispositvo tecnológico que haga un raestreo de la información de la persona tiene atrae serias preocupaciones en téminos de violación de los derechos establecidos por la cuarta enmienda de la Constitución”, señaló a Qué Pasa Raúl Pinto, abogado del Centro de Justicia. “También preocupa si estas herramientas se van a utilizar para discriminar a la comunidad inmigrante”.

Pinto recordó que la intención de ICE de tener información de las placas de los vehículos no es nueva.

“En 2013 ICE tenía un proyecto para supuestamente acceder a la base de datos del DMV. Por eso hay que verlo con mucha cautela y esperar a saber cómo se va a implementar. Siempre la preocupación afecte a los derechos de la privacidad ”, sostuvo Pinto.