Smithfield, 18 de abril 2016.- Los restos de un bebé fueron encontrados en bolsas de basura en el sótano de una casa Smithfield, de acuerdo con una orden de registro dada a conocer el lunes.

Este hecho ocurrió cuando James Morgan, quien vive con su madre Pamela McBride en una casa alquilada se encontraba instalando un cable en el sotano de una casa ubicada en 102 Hartley Drive, encontró con dos bolsas de basura. Cuando verificó el contenido vio lo que parecían restos huamnos. Él y su madre llamaron a las autoridades para reportar el caso.

La policía de Smithfield y un médico forense del Condado de Johnston certificaron que se trataba de restos de un bebé que estaban envueltos con toallas y en el interior de tres bolsas de basura.

McBride dijo a la policía que su hija, que había vivido en esa casa, ha luchado contra la drogadicción y ha tratado de ocultar varios embarazos.

La mujer contó que a menudo su hija ha negado estar embarazada al principio y que luego no ha sabido explicar lo ocurrido con el bebé tras haber dado a luz, de acuerdo con la orden de registro, informó WRAL:

McBride narró un incidente ocurrido en 2005, cuando su hija quien estaba embarazada se encerró en el baño durante varias horas. Miembros de la familia descubrieron un “rastro de sangre”  y que el bebé nunca fue encontrado.

McBride tiene la custodia de dos de sus nietos, una niña de 7 años de edad y un niño de 8 meses de edad. Otro niño fue dado en adopción al nacer, según el orden.

La mujer estima que su hija había estado embarazada cerca de 10 veces.