Fayetteville.- Dos personas de fayetteville fueron arrestadas por "contrabandear, transportar y albergar" a inmigrantes hondureños,  mujeres y niños, con el propósito de  obtener ventajas comerciales o ganancias financieras privadas, conspiración para cometer trabajos forzados y lavado de dinero. 

La hondureña Martha Zelaya-Mejía  y el estadounidense David Darnell Whitehead, enfrentan 42 cargos  por conspirar con otras personas para traer a Estados Unidos a cuatro mujeres y menores hijos de Honduras, a través de México.

El propósito, según indica la oficina del Fiscal del Distrito Este de Carolina del Norte, era obtener ventajas comerciales y ganancias financieras privadas.

"Una vez que las mujeres hondureñas estuvieron en los Estados Unidos, Zelaya-Mejía, Whitehead y otros las transportaron, albergaron y colocaron en la residencia de un individuo residente en Willard, Carolina del Norte para obtener el trabajo y los servicios por medio de fuerza, amenaza, restricción o amenazas de restricción física a las mujeres hondureñas", indicó la fiscalía.

El caso

El 9 de agosto de 2019, la Oficina del Sheriff del Condado de Pender respondió a una llamada al 911 de una de las mujeres hondureñas que fue colocada en la residencia de Willard indicando que no podía irse y que estaba detenida en contra de su voluntad, y que la había tasado el propietario. de la residencia.

La investigación determinó que Zelaya-Mejía, Whitehead y otros involucrados hicieron varias transferencias de miles de dólares desde ubicaciones Este de Carolina del Norte a Honduras, México y áreas ubicadas en la frontera para garantizar que las víctimas cruzaran a Estados Unidos.

“Los traficantes de personas, una y otra vez, demuestran que tienen poca consideración por la vida humana. Viajar desde Honduras a través de México hacia los Estados Unidos con niños pequeños presenta inmensos peligros de contrabandistas, pandillas y cárteles que solo están interesados ​​en sus ganancias financieras personales. Esta oficina continuará procesando agresivamente a aquellas organizaciones que operan en el Distrito Este y disuadirá a los criminales que elijan aprovecharse de los más vulnerables ”, dijo en un comunicado G. Norman Acker, III, Fiscal Federal Interino para el Distrito Este de Carolina del Norte.

Cargos

Ambos enfrentan una pena de cárcel individual de 60 años de cárcel: 20 si son declarados culpables de conspiración para contrabandear, transportar y ocultar extranjeros; 20 por conspiración y trabajo forzoso y 20 de conspiración y lavado de dinero.

Además deberán pagar una multa combinada de 750 mil dólares cada uno.

“Los arrestos pondrán fin al reino de terror que estos dos depredadores infligieron a sus víctimas. El tráfico de personas es similar a la esclavitud moderna y los perpetradores de este mal causan un daño físico y mental tremendo a sus víctimas ”, dijo el agente especial a cargo Ronnie Martinez, quien supervisa las operaciones de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI) en Carolina del Norte. "Tener a estos dos fuera de la calle es un pequeño paso para hacer que este país sea más seguro y continuaremos nuestra búsqueda incesante de todos y cada uno de los que elijan seguir su camino".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *