Charlotte.- Grupos de activistas exigieron al gobernador de Carolina del Norte, el republicano Pat McCrory, que se retire de la demanda contra las acciones ejecutiva del presidente Barack Obama en materia de inmigración y argumentaron que los inmigrantes contribuyen con el desarrollo del estado.

A pesar de una lluvia pertinaz, decenas de padres de familia, soñadores y activistas comunitarios se congregaron en  el Centro de Gobierno de Charlotte, en donde el gobernador mantiene una oficina regional.

“No lo estamos pidiendo, lo exigimos, que nuestro gobernador deje de demandar a las familias trabajadoras, que con su esfuerzo han contribuido al porvenir de este estado. Ya hemos sufrido mucho la separación de nuestros seres queridos”, reiteró Maricela Prieto, integrante del grupo Familias Unidas.

McCrory participa en la demanda colectiva interpuesta el año pasado contra el presidente Barack Obama por las acciones ejecutivas que emitió para detener la deportación de cinco millones de indocumentados, y en la que también figuran más de dos decenas de estados, en una acción judicial liderada por Texas.

En atención a esta demanda, el juez federal en Texas, Andrew Hanen, suspendió de manera temporal el pasado mes de febrero la implementación de estas acciones ejecutivas.

La decisión del magistrado se anunció en la víspera del inicio de inscripción de la Acción Diferida (DACA), mediante el cual miles de jóvenes indocumentados pueden acogerse a este alivio migratorio que posterga por tres años su deportación y permite que obtengan un permiso de trabajo.

En respuesta, el gobierno federal pidió a un tribunal de apelaciones en Nueva Orleans (Luisiana) que levante la suspensión temporal que pesa sobre las medidas de alivio migratorio, una acción que se sumó al pedido desde Washington DC y otros 14 estados al Departamento de Justicia para que se apliquen de forma parcial las medidas migratorias.

“Más de 120 mil indocumentados se beneficiarían de las medidas migratorias del presidente, lo que generaría meas de 197 millones de dólares a la economía del estado en el pago de impuestos”, acotó Héctor Vaca, director de Action NC en Charlotte.

“Cuando era alcalde de Charlotte, McCrory daba la bienvenida a los inmigrantes, nos necesitaba para que construyéramos sus grandes proyectos de infraestructura en la ciudad, y ahora que tenemos la oportunidad de salir de las sombras, nos da la espalda”, se lamentó el mexicano Rogelio Reyes, un trabajador de la construcción. El republicano McCrory fue alcalde de Charlotte desde 1995 a 2009.

Participe en la llamatón
El grupo Familias Unidas realizará un Llamatón para presionar a McCrory.  Se pide llamar a los teléfonos (919) 814-2050 y (704) 330-5290, todos los martes y jueves, hasta el 5 de mayo, Y decir: “My name is… I live in… I’m  calling to demand that governor McCrory support DACA and DAPA”.