nevada
Credit: Archivo

Raleigh.- El Servicio Nacional de Meteorología en Raleigh ha emitido una alerta por temporal de invierno para un gran número de condados de Carolina del Norte, en previsión a las nevadas y heladas que se esperan para el fin de semana. 

La mayoría de condados del estado estarán en alerta desde la medianoche del sábado a la medianoche del domingo. En las montañas, la alerta empezará la tarde del sábado y se extenderá hasta el lunes por la mañana. 

“Todos los lugares tendrán al menos algo de nieve, aguanieve y lluvia helada, con los totales de nieve más altos al noroeste de la I-85”, indicó la agencia meteorológica.

Triángulo y alrededores

En los condados de Vance, Warren, Durham, Franklin, Chatham, Wake, Stanly, Montgomery, Moore, Lee, Harnett, Anson, Richmond, Scotland, Hoke y Cumberland se prevén posibles precipitaciones invernales mixtas y nevadas de hasta dos pulgadas de nieve. Raleigh y Henderson podrían ver la mayor cantidad de nieve, según el Servicio Nacional de Meteorología. 

Piedmont y alrededores

Los condados de Person, Granville, Forsyth, Guilford, Alamance, Orange, Davidson y

Randolph también están bajo vigilancia por el temporal.

La agencia pronostica nevadas de entre 2 a 4 pulgadas en la región del Piedmont, con cantidades mayores al norte y oeste de Greensboro. Posibles acumulaciones de hielo se esperan al sur de Burlington y Lexington.

Charlotte y alrededores

En la ciudad de Charlotte y los condados circundantes es probable que las acumulaciones de nieve, aguanieve y hielo también tengan impactos significativos en el área.

Región sureste

En la región sureste del estado, que incluye los condados de Robeson y Bladen, los pronósticos de esta tarde para el domingo indican lluvia helada. 

Montañas del oeste

En cambio, en la región montañosa del estado, la alerta de temporal se extenderá desde las 6 de la tarde del sábado hasta las 8 de la mañana del lunes. 

La agencia meteorológica prevé una acumulación de nieve de 6 a 10 pulgadas en todo el valle montañoso, donde se ubican los condados de Buncombe, Madison, Graham, Henderson, Caldwell, Burke y McDowell, entre otros.

Además, la agencia alerta de la probabilidad de que se produzcan cortes de energía y caída de árboles debido a la nieve y el hielo en todo el territorio.

“Viajar podría ser casi imposible”.

El gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper, firmó el estado de emergencia el jueves por la noche para activar los recursos estatales para responder a la tormenta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *