Raleigh.- El Gobernador Roy Cooper anunció el martes que las escuelas de Carolina del Norte iniciarán las clases 2020-2021 bajo el Plan B, que implica un tiempo de instrucción presencial y otro a distancia.

“No hay decisiones más importantes que las de nuestros hijos y nuestras escuelas. Este anuncio es el resultado de un trabajo cuidadoso, colaborativo y minucioso. Al igual que con muchas opciones durante esta pandemia, estamos trabajando con la mejor información y ciencia que tenemos hoy”, dijo Cooper en conferencia de prensa.

Cooper enumero una serie de requisitos que las escuelas deben cumplir como el uso obligatorio de mascarilla, distancia social y otras medidas de protección.

Cada alumnos y personal escolar recibirán recibirán cinco cubrebocas de tela por cada día de clases.

Sin, embargo dijo que de no tener éxito se podría cambiar a clases remotas.

“El comienzo de la escuela está a un mes de distancia para la mayoría de nuestros niños y sabemos que pueden pasar muchas cosas con el virus durante ese tiempo. Si las tendencias aumentan y la escuela en persona no se puede hacer de manera segura con estos protocolos de seguridad, entonces tendremos que pasar a todo el aprendizaje remoto como lo hicimos en marzo”

Cooper indicó además que los sistemas escolares que así lo deseen pueden implementar el Plan C de instrucción total a distancia.

“El Plan B es una línea de base para nuestro estado. Sin embargo, como dije antes, los distritos pueden elegir el plan C, que requiere todo el aprendizaje remoto, si determinan que es lo mejor para esos niños, padres y maestros en esa área.

Por su parte, la Secretaria de Salud, Mandy Cohen indicó que han pruebas científica que avalan que los niños regresen a clases.

“Después de observar la evidencia científica actual y sopesar los riesgos y beneficios, hemos decidido seguir adelante con el enfoque equilibrado y flexible de hoy que permite la instrucción en persona siempre que existan requisitos de seguridad clave además de las opciones de aprendizaje remoto”, dijo Cohen. “Continuaremos siguiendo la ciencia y los datos y actualizaremos las recomendaciones según sea necesario. Pedimos a todos los habitantes de Carolina del Norte que hagan su parte para frenar la propagación de COVID-19 y use una cubierta para la cara cuando esté en público, espere 6 pies de distancia, lávese las manos”.

El kit de herramientas de salud pública de Strong Schools NC describe los requisitos actualizados para el Plan B. Los distritos pueden optar por operar bajo el Plan C, que requiere solo aprendizaje remoto, y los líderes de salud recomiendan que las escuelas permitan a las familias optar por un aprendizaje totalmente remoto. Se han realizado modificaciones al Plan B desde su lanzamiento en junio para que sea más protector de la salud pública.

Cabe mencionar que muchos sistemas escolares de Carolina del Norte ya tenían delineados la forma como funcionarían bajo cualquiera de los tres escenarios que había plateado la oficina del gobernador.

Por ejemplo el Sistema de Escuelas Públicas de Wake tiene desarrollado una Academia Virtual a la cual los padres pueden inscribir a sus hijos hasta el 20 de julio. Mientras que el Sistema de escuelas de Forsyth/Winston-Salem contempla que los niños de Kinder a Elementary tengan clases presenciales y los de High School a distancia.

“Los educadores y las partes interesadas en todo nuestro estado han trabajado incansablemente para reabrir nuestros edificios escolares de manera segura para nuestros estudiantes, maestros y personal. Hoy, damos otro paso crítico hacia ese objetivo. También sabemos que las familias necesitan elegir la mejor opción para sus hijos, por lo que todos los distritos escolares ofrecerán opciones de aprendizaje remoto “, dijo Eric Davis, presidente de la Junta de Educación del Estado.

Según el Plan B, se requiere que las escuelas sigan las medidas de seguridad clave que incluyen:

  • Requerir coberturas faciales para todos los maestros y estudiantes K-12
  • Limite el número total de estudiantes, personal y visitantes dentro del edificio de la escuela en la medida necesaria para garantizar que se pueda mantener una distancia de 6 pies cuando los estudiantes / personal estén estacionarios
  • Realizar pruebas de detección de síntomas, incluidos controles de temperatura
  • Establecer un proceso y un espacio dedicado para que las personas enfermas puedan aislarse y tener planes de transporte para estudiantes enfermos.
  • Limpie y desinfecte regularmente las superficies de alto contacto en la escuela y los vehículos de transporte.
  • Requerir lavarse las manos con frecuencia durante todo el día escolar y proporcionar desinfectante para manos en las entradas y en cada aula
  • Suspender las actividades que reúnen a grandes grupos.
  • Limite las visitas y actividades no esenciales que involucran grupos externos
  • Suspenda el uso de autoservicio de distribución de alimentos o bebidas.

Además, se recomienda encarecidamente a las escuelas que sigan medidas de seguridad adicionales que incluyen:

  • Designar pasillos y puertas de entrada / salida como unidireccionales
  • Mantenga a los estudiantes y maestros en pequeños grupos que se mantengan juntos tanto como sea posible.
  • Haga que las comidas se entreguen en el aula o haga que los estudiantes traigan comida al aula si no es posible el distanciamiento social en la cafetería
  • Suspender las actividades que reúnen a grandes grupos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *