Raleigh.- Miembros de la organización nacional Iniciativa Libre visitaron Carolina del Norte para abogar por un cambio en la ley que podría abrir las opciones de los estudiantes hispanos.

Una semana después de que en la cámara baja estatal se votó a favor del proyecto de ley HB 32, la misma superintendente de educación hizo un llamado durante una conferencia de prensa para que haya más “becas de oportunidad”.

Estas “becas de oportunidad” son váuchers que las familias pueden solicitar del gobierno si desean que su hijo estudie en una escuela distinta a la que le corresponde, como una escuela chárter o privada.

Cesar Grajales, portavoz de la Iniciativa Libre, comentó a Qué Pasa que, si un niño va a una escuela en su vecindario con un nivel académico muy malo, los padres deben de tener la oportunidad de decidir si quieren enviar al hijo a otra escuela. Si reciben la “beca de oportunidad”, podrían utilizar estos fondos para inscribirlo en otra escuela.

“Quita la burocracia y da el poder a los estudiantes y sus padres”, dijo Grajales, al categorizar como “un crimen” cuando los niños están obligados a asistir a una escuela, en lugar de tener la opción de decidir entre distintas instituciones.

Por ahora, la “beca de oportunidad” equivale a $4,200 que van destinados a la escuela donde se inscriba al estudiante. Con la nueva legislación, esta cifra cambiaría a una fórmula equivalente al 70 por ciento de los fondos que el estado otorga a las escuelas tradicionales por estudiante. Además, aumentaría el límite de ingresos familiares establecido para calificar a la beca.

La superintendente hizo un llamado para buscar las maneras de promover estas opciones entre la comunidad hispana.