Asheboro.- Un varón de 8,200 libras de peso y estatura de 9 pies desde el suelo hasta sus hombros, es el nuevo habitante de Asheboro, y se encuentra en búsqueda de novia.

Louie, un elefante africano de 18 años, se mudó al Zoológico de Carolina del Norte hace un par de semanas, como parte de un programa para lograr que estos grandes mamíferos se reproduzcan.

El paquidermo está en proceso de integrarse a la manada de elefantes que habitan el zoológico y se espera que engendre un hijo con alguna de las hembras en Asheboro. Esta especie alcanza la edad adulta a los 25 años, por lo que se anticipa que Louie crezca aún más.

“Estamos encantados de darle la bienvenida a Louie al Zoológico de Carolina del Norte”, dijo en un comunicado Reid Wilson, secretario del Departamento de Recursos Naturales y Culturales de Carolina del Norte, al señalar que la llegada del elefante se relaciona con el compromiso de preservar a una especie en peligro de extinción y fomentar el crecimiento de la población de elefantes en el zoológico.

Louie nació el 30 de abril del 2003 en un zoológico en Ohio y hace 4 años se mudó a otro zoológico en Nebraska, como parte del programa de reproducción de elefante africano que ahora trajo al espécimen a Carolina del Norte. Su llegada a Asheboro fue una recomendación de la Asociación de Zoológicos y Acuarios como parte de un plan para que sobreviva el elefante africano, especie que en estado silvestre podría extinguirse en las próximas décadas.

El nuevo integrante de la manada de elefantes se une a otros dos machos, llamados C’sar, Artie. Las hembras que complementan el grupo se llaman Nekhanda, Rafiki, Tonga y Batir.

De acuerdo con el zoológico, los elefantes se encuentran en dos hábitats separados dentro del zoológico, de tal manera que puedan socializar entre ellos de una manera similar a como sucedería si estuvieran libres en África.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *