Charlotte.-  El arma que portaba Rubén Galindo, quien murió abatido por oficiales de la policía de Charlotte-Mecklenburg el 6 de septiembre, no tenía balas. Así lo reconoció, Kerr Putney, jefe del CMPD, al día siguiente de la difusión de audios de llamadas al 911 donde se escucha a la víctima decir a la operadora que la pistola estaba descargada.

El pasado jueves 14 el CMPD difundió nueve audios (un total de 58 minutos) de distintas llamadas al 911 y de la policía relacionadas a la muerte de Galindo, en el complejo de apartamentos Hunters Pointe, localizados en la cuadra 1900 de Prospect Drive en Charlotte.

Primer audio
En el primer audio de 14 minutos con 31 segundos se escucha a Galindo quien llama al 911.

Él afirma tener una pistola y pide que la policía de Charlotte vaya a su casa.

“Necesito si me pueden ayudar. La policía sabe lo que tengo y quiero saber si tienen mi dirección. Necesito que la policía venga y yo me uno con ellos. Que vengan a recogerme”, dice Galindo con ayuda de un intérprete.

La operadora del 911 le pide que explique claramente por qué quiere que vaya la policía, a lo que Galindo responde: “porque tengo una pistola en la mano”.

A continuación parte de la transcripción del primer audio en español.

  • Operadora: ¿Qué va hacer usted con la pistola?
  • Galindo: ¿Me van ayudar o no me van ayudar?
  • Operadora: Necesita usted decirme lo que necesita. ¿Se siente suicida, qué va hacer con la pistola?
  • Galindo: ¿Puede o no puede?
  • Operadora: ¿Me puede dar su nombre?
  • Galindo: ¿Dígame si van a venir o no?
  • Operadora: Señor necesita responder a las preguntas que le hacemos. Vamos a enviar un oficial para allá pero necesitamos saber lo que pasa, ¿para qué necesitan ir?.
  • Galindo: Dígame si van a venir o no y yo voy a poner mi arma al frente y lo que sea. Quiero saber si van a venir o no porque ya no puedo.
  • Intérprete: ¿Ya no puede qué?
  • Operadora: Señor ya le dije que va ir la policía pero queremos saber qué quiere hacer con esa pistola, ¿quiere matar a alguien, quiere matarse asimismo, qué es lo que quiere hacer?.
  • Galindo: Entregarme

Segundo audio
Un segundo audio es la llamada que la Policía de Charlotte hace a Galindo:

  • Operadora: Señor está hablando el Departamento de Policía de Charlotte. ¿Usted tiene un arma?
  • Galindo:
  • Operadora: ¿Dónde tiene usted el arma?
  • Galindo: En mi bolsa. Si quiere la saco.
  • Operadora: ¿Puede dejar el arma en un lugar seguro. Por favor cuando lleguen los oficiales enséñeles las manos, no quiero que tenga el arma.
  • Galindo: ¿Ellos ya vienen en camino?
  • Operadora: ¿Ya dejó el arma en un lugar seguro?
  • Galindo: No, la tengo conmigo pero no tiene ninguna bala.

No tenía proyectiles
Al día siguiente de la revelación de los audios, el jefe del CMPD, Kerr Putney, reconoció que el arma que portaba Galindo, cuando murió por disparos de la policía no llevaba balas.

No obstante, defendió la decisión de sus oficiales de dispararle al hombre, interpretando que podría ser peligroso.

Antes de que se revelaran los audios y se confirmara que la pistola de Galindo estaba descargada Putney, dijo que los oficiales Courtney Suggs y David Guerra “percibieron una amenaza letal” en su encuentro con Galindo

En los audios, Galindo fue claro en expresar que no tenía balas en el arma.

Un despachador del CMPD dijo a los oficiales que un hombre de habla hispana había llamado y quería que los agentes le ayudaran.

La familia de Galindo ha dicho, que el padre de familia de 29 años y cinco hijos, fue asesinado injustamente y que quería dar el arma a la policía.

La madre describió la muerte de su marido, como “un acto de negligencia de la policía”.

“El solo quería entregar la pistola que tenía. El mismo llamó al 911 para que la recibieran. El les dijo varias veces que el arma no tenía balas”, reafirmó la viuda.

Los récords indican que Galindo tenía una aparición en corte pendiente por un incidente ocurrido en abril en el que se le acusó de haber amenazado con una pistola a un individuo con el que tuvo una discusión.

“Mi esposo solo quería hacer lo correcto, y lo mataron”, puntualizó.

El dirigente Germán De Castro calificó el manejo de la llamada por parte del 911 en el caso de Galindo como “un horror”.

Movieron el cuerpo
Azucena, la viuda de Galindo aseguró a Qué Pasa-Mi Gente, que agentes policiales movieron el cuerpo de su esposo después de dispararle.

“Vimos que lo arrastraban cuando nos sacaron del departamento”, dijo con seguridad la madre de cinco menores de edad.

La versión de la esposa de Galindo, es la misma de Yaqueline Guerra, quien vive en el mismo apartamento donde ocurrieron los hechos. “También lo vieron los niños cuando nos sacaron con las manos en alto”, anotó Guerra, quien afirmó que se lo dijo a uno de los detectives que investiga el caso.