Credit: Cortesía

Raleigh.- El paso del huracán Ian por Carolina del Norte provocó incidentes que causaron la muerte de cuatro personas desde la mañana del pasado viernes.

El gobernador Roy Cooper informó que debido a las fuertes lluvias y fuertes vientos, un hombre de 25 años murió el viernes al perder el control de su vehículo en Raleigh Road, en el condado de Johnston. Chocó contra otro vehículo.

Ese mismo día en horas de la tarde, una mujer de 24 años murió cuando su vehículo se salió de una carretera mojada en Clayton y chocó contra un árbol.

En horas de la noche del viernes, un hombre de 22 años se ahogó en el condado de Martin cuando su camión se salió de la carretera y se sumergió en un pantano inundado.

Asimismo, un hombre de 65 años, residente del condado de Johnston, murió el sábado por envenenamiento con monóxido de carbono de un generador que funcionaba en su garaje cerrado mientras no había electricidad. Su esposa fue hospitalizada.

“La tormenta ha pasado, pero quedan muchos peligros con árboles caídos, líneas eléctricas caídas y cortes de energía”, dijo el gobernador Cooper al anunciar los decesos. “Lloramos con las familias de los fallecidos e instamos a todos a tener cuidado al limpiar para evitar más muertes o lesiones”.,

Cortesía

Emergencia federal

Por otro lado, Ian hizo que Carolina del Norte solicitara una declaración de emergencia federal el viernes por la tarde. El presidente Biden y FEMA la concedieron la madrugada del sábado.

¿Para qué sirve? Esta medida brinda apoyo federal para la recuperación y reembolso de los gastos de protección de emergencia incurridos por los gobiernos estatales y locales durante la tormenta. Las evaluaciones de daños que están comenzando ahora determinarán si los efectos de Ian en Carolina del Norte califican para más asistencia federal.

Los apagones

El mayor dolor de cabeza que trajo Ian a la población fueron los cortes eléctricos.

Para la tarde del viernes, antes que la tormenta tocara Carolina del Norte, se registraron más de 100,000 hogares afectados por falta de luz.

La cifra de hogares sin electricidad para las 5 pm sobrepasaba los 97,000 usuarios de Duke Energy. Una de las áreas más impactadas es Raleigh, con alrededor de 24,000 hogares con el servicio eléctrico interrumpido.

El número de hogares sin luz subió hasta casi 1 millón entre ambas Carolinas, para la noche del 30 de septiembre. Los condados más impactados habrían sido Guilford y Wake.

Más del 70% de un condado en Carolina del Norte se quedó sin luz

Más de mil hogares en el condado Edgecombe reportaron cortes eléctricos para la tarde del sábado.

Para las 2 pm del 1 de octubre, el 70 por ciento de la población en Edgecombe, condado ubicado al este de Raleigh, carecía del servicio eléctrico. Esto representa 1556 hogares.

No obstante, para las 2:30 pm del mismo día, Duke Energy anunció que reparó el daño que causó la tormenta y ya solamente restaban unas 50 casas para recuperar el servicio eléctrico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *