Raleigh.- La crianza de un hijo con necesidades especiales puede ser complicado, pero existen recursos que facilitan el camino para los padres.

El Centro de Asistencia para Niños con Discapacidades (ECAC) tiene personal bilingüe que ayudan a las familias con discapacidades o considerados excepcionales. Estos educadores comparten la experiencia de que pasaron por situaciones similares, ya que sus mismos hijos son excepcionales.

Qué Pasa platicó con Millie Ramos, una de las educadoras de ECAC.

Millie llegó a Estados Unidos desde Puerto Rico con su hijo Michel. Después de un tiempo, conoció a su marido actual y tuvieron un hijo en común, llamado Joseph.

Cuando el pequeño tenía 7 meses, Millie comenzó a notar diferencias, especialmente en comparación con Michel, el hermano mayor. El pediatra insistía en que cada niño es diferente y que las comparaciones no ayudan. Pero la madre boricua siguió notando algo especial en su pequeño y buscó otras opiniones.

Finalmente, Joseph fue diagnosticado con el Síndrome de Rubinstein Tayby, determinando una discapacidad intelectual.

Los desafíos para la familia empezaron con la etapa escolar. Millie desconocía el sistema educativo. A fuerza de indagar y comprometerse con la educación de Joseph, paso a paso encontró las soluciones a los problemas que surgían.

Años más tarde y gracias a su trabajo en la Red de Apoyo Familiar en HOPE y posteriormente en ECAC, se abrieron las puertas a programas que mejoraron enormemente la calidad de vida de su hijo. Ambas organizaciones atienden niños excepcionales.

Con orgullo Millie dice: “Joseph tiene 24 años y trabaja en McDonald’s. Tiene a su cargo tareas de cocina y es capaz de ‘flip‘ (voltear) hamburguesas, freir el pescadito y hacer papitas”.

ECAC

Desde hace más de 3 años, Millie es una educadora bilingüe de padres en ECAC, por sus siglas en inglés, o Centro de Capacitación e Información para Padres de Carolina del Norte.

A high angle shot of a Hispanic child receiving classes from his teacher at home.

La principal misión de ECAC es ayudar a las familias con niños y niñas excepcionales a desenvolverse en sistemas tales como intervención temprana, educación especial y transición a la edad adulta.

Todos los servicios provistos por esta organización son sin costo alguno para las familias de Carolina del Norte. El apoyo proporcionado por el personal de ECAC es absolutamente confidencial.

Todas las educadoras de ECAC tienen algo en común: son mamás de niños o niñas excepcionales. La empatía está asegurada, ellas estuvieron en el lugar de quienes atienden. Pueden hablar desde la propia experiencia.

Algunos detalles de ECAC

Entre los servicios de la agencia se destacan:

  • Proveer información, apoyo y capacitación a los padres de niños excepcionales.
  • Responder preguntas acerca de la intervención temprana, educación especial y transición a la vida adulta.
  • Apoyo especializado a las familiar y niños con sordoceguera.
  • Remisiones y conexiones a los servicios necesarios.
  • Apoyo a las familias para que puedan participar en las escuelas y sus comunidades.

ECAC atiende a familias con niños desde el nacimiento hasta los 26 años, que tengan discapacidades y necesidades especiales de atención médica.

Los servicios son para todos los niños y niñas excepcionales de Carolina del Norte, independientemente de su estatus migratorio o el de sus padres. Los servicios externos, como el Medicare, aplican solo a los niños nacidos en Estados Unidos.

En su página web es posible identificar recursos disponibles en cada condados de Carolina del Norte, a través de un mapa interactivo.

Etapa escolar: la primera luz roja

Millie reconoce que el comienzo de la escolaridad es generalmente el momento en que las familias quedan de frente al problema de sus hijos. Aparecen los temas de comportamiento y en ocasiones, las suspensiones. Es el momento de entender qué está pasando. Ante un diagnóstico médico, se realiza el IEP, por sus siglas en inglés o PEI, Programa de educación individual. De ahí en adelante en niño tendrá una escolaridad que se adapte a sus necesidades.

Los 5 consejos de Millie para las familias de niños y niñas excepcionales

  • No hay que renunciar
  • Ser constante
  • Crear rutinas
  • Relacionarse con la escuela para trabajar juntos
  • Y recordar siempre que ellos son los “expertos” en sus hijos

Cómo contactar a una educadora de padres de ECAC

Línea de ayuda: 800-962-6817

Oficina principal: 704-892-1321

Correo electrónico: ecac@ecacmail.org

Sitio web: www.ecac-parentcenter.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.