Charlotte, 28 Oct.- Dos personas son motinoreada por ébola en un hospital del condado Mecklenburg, informaron hoy medios locales,

De acuerdo con la estación de televisión WCNC los individuos estuvieron en uno de los tres países africanos donde se han reportado numerosos casos de la enfermedad.

Aunque los pacientes son considerados de “bajo riesgo” las autoridades de salud verificarán su temperatura durante 21 días que toma el virus para manifestar síntomas.

El condado informó que notificará inmediatamente al público si se confirma un caso de ébola.A

Ambos pacientes están siendo monitoreados debido a las nuevas directrices de la el gobierno de los Estados Unido, dadas a conocer por el Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) ayer, lunes 27 de octubre

Las directrices de los CDC clasifican a las personas en cuatro categorías – “de alto riesgo”, “algún riesgo”, “de bajo riesgo” y “sin riesgo” – en función de su nivel de exposición a los pacientes de ébola.

 Nuevas directrices

Según los CDC, se considera una persona en “alto riesgo”, por ejemplo, a un trabajador sanitario que se ha pinchado con una aguja al atender a un enfermo de ébola o cualquiera que haya estado en contacto con los fluidos corporales de un infectado sin la protección adecuada.

Según la nueva guía del Gobierno, la gran mayoría de los casos -como los sanitarios llegados de países afectados- quedarían enmarcados en una categoría intermedia en la que el individuo tiene que pasar un control diario en un centro médico local e informar además mediante llamada telefónica de su temperatura.

Si no empiezan a presentar síntomas, estas personas no verán limitados sus movimientos ni serán aisladas en sus casas, como establecieron la semana pasada los estados de Nueva York y Nueva Jersey.

Esas medidas unilaterales irritaron a la Casa Blanca, que se esfuerza por evitar el alarmismo y dar una respuesta nacional al ébola, con el nombramiento incluso de un coordinador federal, el “zar” de la enfermedad Ron Klain.

Florida, Illinois y Georgia también han anunciado medidas más duras para los que regresen de África occidental, en la línea emprendida de aislar en cuarentena durante 21 días a los que hayan estado expuestos directamente al ébola aunque no presenten síntomas.

Los expertos insisten en que un enfermo de ébola no contagia la enfermedad hasta que no aparecen los primeros síntomas: vómitos, fiebre y diarrea.

El portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, defendió en su rueda de prensa del lunes que los protocolos del CDC están basados en la “evidencia científica” sobre el ébola y en la “experiencia” de ese organismo con anteriores brotes del virus.

No obstante, reconoció la “autoridad” que tienen las autoridades estatales y locales para imponer cuarentenas si así lo consideran.

La primera afectada por ese protocolo, la enfermera Kaci Hickox, fue puesta en cuarentena el viernes pasado al llegar al aeropuerto de Newark, en Nueva Jersey, tras haber trabajado en Sierra Leona, uno de los países más afectados por la epidemia de ébola, aunque no presentaba síntomas.

En distintos medios, la enfermera denunció el “trato inhumano” al que fue sometida, dado que la colocaron en una carpa aislada en un hospital de Nueva Jersey, y el domingo sus abogados anunciaron acciones legales.

Las personas que entran en la categoría de “algún riesgo” para el Ébola – como algún profesional de la salud que trabaja en un centro de tratamiento de ébola en África, pero que lleva constantemente la ropa de protección – deben ser controlados activamente por los funcionarios locales de salud, con sus temperaturas tomado dos veces al día, dijo Frieden. Las autoridades locales pueden decidir la restricción de su viaje.

 Poco riesgo de un brote de ébola

Los de “bajo riesgo” incluyen las personas que han viajado a un país afectado por el ébola, pero que no han tenido contacto con pacientes de ébola, dijo Frieden. Las directrices dicen que esas personas deben controlar su temperatura y los síntomas, pero su viaje no está restringido.

Según afirma CDC en su página informativa, (http://www.cdc.gov/spanish/) el riesgo de un brote de ébola en el país es muy bajo ya que la enfermedad no se propaga a través del contacto casual. Los sistemas médicos y de salud pública estadounidenses han tenido experiencia previa en casos esporádicos de enfermedades como la enfermedad del ébola.

En la década anterior, los Estados Unidos tuvieron 5 casos importados de fiebre hemorrágica viral (VHF) y ninguno ocasionó el contagio. (Con información de EFE)