Raleigh.- Ante la llegada del verano y el aumento de las temperaturas, las autoridades de salud iniciaron una campaña para educar a la comunidad sobre los riesgos de dejar a los niños dentro de los vehículos,  un descuido común que ha causado la muerte a más de 500 niños en los Estados Unidos desde desde 1998.

El 52 por ciento de esas muertes ocurrieron porque los niños fueron olvidados dentro del vehículo y el 30 por ciento porque los niños estuvieron jugando dentro del carro sin supervisión y se quedaron atrapados adentro, según estadísticas del programa federal Safe Kids.

Sólo en mayo de este año se duplicaron los casos de muertes infantiles a consecuencia del golpe de calor hipertermia dentro de los vehículos pues siete niños murieron en un promedio de 16 días en cuatro estados, uno de ellos en Carolina del Norte cuando una abuela olvidó bajar a su nieto en la guardería.

“Esto es lo que llamamos un golpe de calor o hipertermia. La temperatura del cuerpo del niño se multiplica de 3 a 5 veces más rápido que la de un adulto y puede fallecer en minutos”, explicó a Qué Pasa Minerva Clark, educadora de salud del Departamento de Servicios Humanos del condado de Wake.

“Queremos reducir esas fatalidades u no tener más noticias de niños que fallecen porque fueron dejados dentro de los carros”, agregó Clark durante una demostración realizada la semana pasada en el frontis de la “Clínica Roja”, como se le conoce al Centro de Salud Pública de Wake.

En el lugar, con participación del programa Safe Kids y la compañía Bobby Murray Chevrolet, se estacionó un auto conectado a un termómetro experior el cual marcaba la temperatura exterior e interior.

El termómetro mostró que la temperatura al interior del auto superó en 20 grados Fahrenheit (°F ) a la del exterior en tan sólo 10 minutos.  En un momento mientras afuera marcaba 88 grados, dentro del vehículo se sentía a 127 grados,  suficiente para derretir unos malvaviscos, como lo demostraron los educadores de Safe Kids.

La consecuencia de ese golpe de calor en los niños es faltal. Los especialistas dicen que cuando la temperatura del cuerpo llega a 104 grados, los órganos internos dejan de funcionar y al llegar a los 107 grados, la persona muere.

Recomendaciones

  • Nunca deje los niños solos en el carro ni por un minuto.
  • Cree recordatorios y hábitos que le den seguridad a usted y a quien cuida a sus niños.
  • Ponga en el asiento trasero un bolso, maletín, celular u otro artículo que usted necesite en su próxima parada para asegurarse de que no dejó al niño ahí.
  • Cuando deje a su niño, siempre llame o envíe mensajes de texto a las personas que lo cuidan, para que todos sepan dónde está.
  • Ponga la alarma en su celular o en su computadora como recordatorio de que sí dejó al niño en la guardería. Puede obtener una aplicación gratis en iPhone que se llama “Recuerde a Su Bebé”.
  • Si Ud. ve un niño solo dentro de un vehículo llame inmediatamente al 911.