Raleigh.- El COVID-19 está impactando las áreas rurales de Carolina del Norte. Desde septiembre, los nuevos casos de coronavirus han aumentado más rápido en los condados rurales que en las zonas urbanas, según un nuevo informe del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Carolina del Norte (NCDHHS) publicado el jueves, 12 de noviembre.

“Es particularmente preocupante ver altas tasas de propagación de COVID en nuestros condados rurales, ya que la atención médica puede ser más difícil de acceder. La mayoría de los hospitales rurales son pequeños y algunos ya han llegado al límite de su capacidad ”, dijo la Secretaria del NCDHHS, Mandy Cohen.

El informe, que analiza los datos desde el inicio de la pandemia, indica que desde septiembre de 2020 se han reportado casi el doble de casos nuevos en condados rurales en comparación con condados urbanos o suburbanos. 

Gráfico: Aumento de los casos de COVID-19 en condados rurales (barras azules) en comparación con las personas de los condados urbanos y suburbanos. Fuente: NCDHHS

“Todo el mundo en Carolina del Norte debe de enfocarse en las 3Ms. Cuando digo que hay más transmisión en las áreas rurales, no quiere decir que aquellos que viven en las áreas urbanas o suburbanas, no les va a pasar”, dijo Cohen en rueda de prensa. 

En los últimos 14 días, se han reportado 324 diagnósticos positivos de COVID-19 en Randolph, 101 en Chatham, 115 en Moore, 179 en Sampson, 209 en Rockingham o 131 en Franklin, por ejemplo. 

La secretaria de salud dijo que, en áreas rurales, la situación de propagación del COVID-19 está peor y se propaga más rápidamente. “Pero queremos que todos entiendan que [el virus] está en todos lados y por eso tenemos que prestar atención para mantenernos seguros”, señaló. 

La mayoría de los casos en los condados rurales se están dando en personas de 49 años y menores. Además, según el documento, los contagios suceden, cada vez más, entre personas blancas, no hispanas, en comparación con los meses anteriores. Por ejemplo, entre los meses de mayo y junio, el mayor impacto se dio en la comunidad hispana. 

En el informe se especifica que el aumento está siendo impulsado por la propagación de la comunidad, no en entornos de vida congregados como hogares de ancianos o cárceles.

En cuanto a las muertes relacionadas con COVID-19, en los condados rurales también hubo un aumento significativo entre los meses de agosto y octubre. Además, representan la mayoría de las muertes en todo el estado en comparación con las muertes en los condados urbanos y suburbanos. 

Gráfico: Aumento de las muertes por COVID-19 en áreas rurales (barra azul) en en comparación con las personas de los condados urbanos y suburbanos. Fuente: NCDHHS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.