Raleigh.-  El gobernador Roy Cooper le envió una carta al presidente Donald Trump para pedirle exenciones clave que permitirán a Carolina del Norte adaptar los programas federales de alimentos y atención médica para servir mejor a los habitantes del estado en medio de la crisis de COVID-19.

"Necesitamos llevar comida a los niños que ahora no están en la escuela y estas exenciones ayudarán", dijo el gobernador Cooper. "También ayudarán a los proveedores de atención médica que necesitan concentrarse en los pacientes, no en el papeleo".

Exenciones de inseguridad alimentaria

El gobernador Cooper solicitó exenciones para que los niños y sus familias que padecen inseguridad alimentaria puedan acceder a los recursos para las comidas.

La solicitud de exención incluye permitir que las personas compren comidas calientes y preparadas con sus beneficios de Servicios de Alimentos y Nutrición de Carolina del Norte (FNS, también conocidos como SNAP) si se compran en tiendas de alimentos minoristas autorizadas. Además asegurar que se brinde el beneficio complementario de SAN para familias con al menos un niño elegible en edad escolar y que los niños que dependen de las comidas en las escuelas aún puedan tener acceso a alimentos durante el cierre de la escuela.

De ser aprobada las exenciones estas permitirían la flexibilidad en la activación de un Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria por Desastre (D-SNAP) como el que se realizó en respuesta a desastres naturales para los 100 condados para cumplir con las pautas COVID-19 para prevenir la exposición

Además extenderá los períodos de recertificación para todos los hogares FNS activos para los beneficios de marzo y abril para eliminar el riesgo de reducción o interrupción de los beneficios de alimentos debido a recertificaciones tardías y permitirá que los beneficios del Programa Especial de Nutrición Suplementaria para Mujeres, Bebés y Niños (WIC) sean más flexibles en caso de escasez de alimentos y para facilitar los servicios remotos de WIC.

También se ha pedido exenciones dentro de los Programas de Nutrición Escolar para servir a todos los niños en comunidades económicamente desfavorecidas y mantener la flexibilidad en torno a los alimentos y flexibilidades en el Programa de Alimentos para el Cuidado de Niños y Adultos en torno a alimentos, horarios de comidas y ubicación de comidas

Exenciones de seguro de salud

El gobernador Cooper ha pedido que se renuncien ciertos requisitos del programa Medicaid para ayudar a pagar la atención que puede extenderse más de lo habitual durante la crisis. Las exenciones están destinadas a reducir la carga sobre los proveedores de Medicaid y NC Health Choice, como los médicos y hospitales, así como los beneficiarios.

Las exenciones solicitadas incluyen:

  • Eliminar los límites en las camas de acceso crítico y la regla que limita cuánto tiempo pagará Medicaid por el ingreso de un paciente al hospital;
  • Reducir la burocracia para que los beneficiarios en peligro de perder los beneficios de Medicaid puedan seguir siendo elegibles;
  • Limitaciones relajantes en los pagos de Medicaid por servicios en el hogar y en la comunidad para que los pacientes de alto riesgo puedan recibir el tratamiento necesario en el hogar en lugar de exponer a los pacientes vulnerables en entornos de atención médica de alto tráfico;
  • Renunciar temporalmente a la tarifa de inscripción anual requerida, los copagos y los saldos de las tarifas de inscripción no pagadas y renunciar a los requisitos de autorización previa para que el Programa de seguro médico para niños levante las barreras para la atención médica infantil.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *