Raleigh.- Frente a la escasez de combustible en Carolina del Norte por el cierre de un gasoducto, el gobernador Roy Cooper pidió esta mañana a los residentes que no compren gasolina a menos que el depósito esté bajo. También instó a denunciar cualquier aumento excesivo de precios.

“No compre gasolina a menos que (el depósito) esté bajo y notifique cualquier caso de aumento excesivo de precios”, dijo Cooper esta mañana a través de las redes sociales. 

El gobernador indicó que la Agencia de Protección Medioambiental (EPA, por sus siglas en inglés) eximió la noche del martes ciertos requisitos de combustible para aumentar los suministros de combustible de Carolina del Norte.

“Continuaremos nuestros esfuerzos para ayudar a asegurarnos de que haya un suministro adecuado de combustible”, indicó el gobernador. 

El domingo, Colonial Pipeline recibió un ataque de piratas cibernéticos. Debido a eso cerró su gasoducto que abastece de combustible a la costa este de Estados Unidos. Colonial Pipeline es el oleoducto principal en Carolina del Norte. 

Al día siguiente, Cooper declaró el estado de emergencia en el estado, una medida que permitirá liberar restricciones en el transporte de combustible y, de esta manera, evitar el desabastecimiento. 

“La declaración de emergencia de hoy ayudará a Carolina del Norte a prepararse para cualquier posible interrupción del suministro de combustible de vehículos motorizados en todo el estado y garantizará que los automovilistas puedan tener acceso al combustible”, dijo el gobernador Cooper el lunes.

Ley de aumento de precios está en vigencia

En tiempos de crisis, bajo una orden ejecutiva, el aumento excesivo de precios, o cobrar demasiado, está sancionado de acuerdo con la ley de aumento de precios de Carolina del Norte, que entra en vigencia cuando el gobernador declara el estado de emergencia. 

Para reportar un exceso de precios, contacte con la oficina del fiscal general, llamando al  al 1-877-5-NO-SCAM o presentando una queja en  https://ncdoj.gov/file-a-complaint/price-gouging/  

Junto a Carolina del Norte, los estados de Carolina del Sur, Georgia, Tennessee y Virginia también están siendo afectados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *