Charlotte (NC), 21 ene (EFEUSA).- Aunque continúan las separaciones de familias, cifras facilitadas hoy a Efe por el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) afirman que durante los últimos dos años menos indocumentados han sido deportados desde la región de las Carolinas y Georgia.

Durante el periodo fiscal 2014, la oficina de ICE en Atlanta (Georgia), que cubre a ese estado, Carolina del Norte y Carolina del Sur, deportó a 12.222 inmigrantes, 2.522 menos (20 por ciento) que los 14.744 de 2013.

En total, el 77 por ciento de los deportados (9.423) de la zona el año pasado fueron catalogados por la agencia de inmigración como “criminales convictos” por haber cometido peligros graves, y el resto, o 2.799 (21 por ciento) “no criminales”.

Según ICE, la agencia ha dedicado más esfuerzos para “detener y deportar a los indocumentados con antecedentes criminales o que han regresado al país para continuar sin cumplir con las leyes migratorias”.

En contraste, en 2013 la oficina de Atlanta deportó a más criminales, o sea unos 11.534 y otros 3.210 sin antecedentes penales, pero en 2012 los deportados con crímenes llegaron a 14.533 y los no criminales a 4.635.

A nivel nacional, las autoridades deportaron en el año fiscal 2014 a un total de 315.943 extranjeros, de los cuales 177.960 fueron criminales y 137.983 no criminales, cifra inferior a los 368.644 expulsados en el 2013.

La Administración del presidente Barack Obama ha sido criticada duramente por organizaciones de defensa de los indocumentados debido al récord en el número de deportados que alcanzó en el 2012 a los 409.849 deportados.

Sin embargo, ICE resaltó que la crisis generada en la frontera en el 2014 por la llegada de niños centroamericanos sin acompañantes por el río Grande en el sur de Texas obligó a ICE a “desviar recursos y personal para atender las necesidad de la zona”.

“Los cambios demográficos migratorios también afectaron las operaciones de ICE. La deportación de centroamericanos aumentó mientras que la de mexicanos disminuyó”, afirmó ICE en un comunicado.

Héctor Vaca, director de Action NC en Charlotte, comentó hoy a Efe que el descenso del número de deportados en estados como Carolina del Norte se debe en parte “al trabajo de presión de las organizaciones de base para defender a los inmigrantes”.

“Seguiremos presionando a ICE para que mantenga las prioridades de deportar a los criminales y no a miembros productivos de la comunidad. Ganamos la acción ejecutiva, pero todavía seguimos viendo deportaciones y separación de familias”, apuntó Vaca. EFEUSA