Charlotte.- La Junta de Educación de Charlotte-Mecklenburg (CMS) está considerando cambiar los nombres de los planteles escolares que tienen nombres de militares que combatieron para mantener la esclavitud en el Sur del país, al pertenecer a las fuerzas de la Confederación, que fue conformada por una docena de estados, que pretendieron separarse de Estados Unidos en el Siglo 19.

 

Revisión histórica

El anuncio se produce cuando, a raíz del homicidio del afroamericano George Floyd, y el fortalecimiento del movimiento Las Vidas de los Negros Importan (BLM), en el país se están tomando medidas de revisión histórica acerca de los de los personajes y los símbolos confederados de la Guerra de Secesión y los estereotipos generados por la época esclavista.

Las estatuas de generales y coroneles confederados están siendo removidas de parques y edificios públicos; los nombres de bases militares están siendo objeto de consideración para ser cambiados; la bandera confederada ha sido excluida de exhibición y uso en competencias; productos de comida han sido eliminados de venta por su estereotipo racial y los distritos escolares están evaluando los nombres de escuelas para eliminar el recuerdo de en un pasado de racismo.

 

Vance

Elyse Dashew, presidenta de la Junta de Educación está a favor de que se cambie el nombre de la Escuela Secundaria Zebulon Baird Vance, conocida popularmente como Vance, en la reunión del organismo escolar el martes 23 de junio.

Vance fue en dos ocasiones gobernador de Carolina del Norte, senador federal, coronel en el ejército confederado y propietario de esclavos.

El nombre de Vance para el plantel fue designado en 1996 y la escuela abrió sus puertas en 1997.

Vance fue inicialmente una escuela magnet para estudiantes cuyos padres trabajaban en la corporación IBM, cuyas oficinas funcionaban en el área ubicada en el noreste de Charlotte, cerca del campus de la Universidad de Carolina del Norte en Charlotte (UNCC).

 “La comunidad escolar tendrá voz para determinar el nuevo nombre”, dijo Dashew, quien ha expresado que hay un impulso mundial para la acción contra el racismo.

 

Otras escuelas

“Necesitamos revisar los nombres de otros edificios escolares en el CMS”, añadió la presidenta de la Junta.

Entre los planteles que tienen su nombre con posible vínculo con la Confederación está la Escuela Intermedia Alexander Graham, quien era maestro y es considerado como uno de los padres del sistema educativo de Carolina del Norte.

Graham cerró la escuela que regentaba, en la década de los sesentas del siglo 19, para enlistarse en el ejército confederado.

También está la Escuela Elemental Barringer, que de acuerdo con el diario Charlotte Observer, en un artículo de sus archivos el nombre fue dedicado en honor al general Rufus Barringer y su hijo, Paul Brandon Barringer. El general habría servido en el ejército confederado.

No obstante, el portal de internet de la escuela indica que el nombre fue dado porque Osmond L. Barringer, hijo de Rufus Barringer, donó tierras para la escuela cuando construyó una urbanización.

 

El proceso
Las normas del CMS señalan que los directores de las escuelas son los responsables del proceso para darle los nombres a los planteles.

El principal del plantel al que se le adjudicará el nuevo nombre debe establecer un comité asesor que hará una lista de recomendaciones de nombres, que posteriormente debe enviar a los superintendentes asistentes regionales y al superintendente adjunto.

La Junta de Educación debe evaluar los nombres y tomar la decisión.

Finalmente, la junta considerará los nombres recomendados y tomará la decisión.

 

Los requisitos

Las recomendaciones de nombre deben seguir siguientes criterios:

  • El comité asesor debe recibir aportes de los grupos comunitarios.
  • Lograr consenso del comité sobre los nombres de la lista.
  • Los nombres deben ser fácilmente identificables y tener un significado para la comunidad.
  • Los nombres no pueden entrar en conflicto con los nombres de CMS existentes.
  • Los nombres pueden basarse en geografía o figuras históricas.
  • Un resumen de la investigación para cada nombre incluido en la lista.

 

Casi 700 hispanos

La activista comunitaria Marisha Avery, encabezó una campaña para cambiar el nombre de Vance, logrando centenares de firmas.

Vance registró para el ciclo escolar 2019-2020, un total de 684 alumnos hispanos, 1,174 afroamericanos y 200 blancos.