Charlotte (NC), 30 ene (EFEUSA).- El congresista por Illinois Luis Gutiérrez promovió hoy en Carolina del Norte las acciones ejecutivas del presidente Barack Obama en un estado cuyo gobernador, Pat McCrory, se opone a cualquier medida para evitar las deportaciones de indocumentados.

Ante una audiencia de más de mil personas, que rebasó la capacidad de la Iglesia Oasis de Restauración en Charlotte, Gutiérrez reiteró que la comunidad hispana “está sedienta de justicia” para salir de las sombras y que las acciones ejecutivas del presidente sí se darán.
El congresista fue invitado por el Consejo Pastoral Hispano de Charlotte, que agrupa alrededor de 30 iglesias evangélicas, bautistas y pentecostales de la ciudad.

“Hay gente que quiere que tiene miedo, pero hoy Charlotte ha demostrado que no es así, que las acciones ejecutivas del presidente son un paso para la reforma migratoria, pero que es importante que todos se inscriban y que estos programas sean exitoso”, reiteró el demócrata.

La presencia de Gutiérrez en Carolina del Norte forma parte de una campaña nacional que inició hace dos semanas y que lo llevará a varios estados del país para informar a las comunidades inmigrantes sobre el proceso de solicitud de los amparos migratorios.

Obama anunció en noviembre pasado la ampliación de la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) y el alivio migratorio de la Acción Diferida para Padres de hijos ciudadanos y residentes legales (DAPA) que beneficiaría a más de 5 millones de indocumentados.

Sin embargo, la Cámara de Representantes aprobó el 14 de enero un proyecto de ley para dotar de fondos al Departamento de Seguridad Nacional (DHS), y que, a la vez, retira los recursos destinados a las acciones en materia migratoria del presidente.

El proyecto debe ser ahora votado en el Senado antes de que expire la financiación para el DHS el próximo 27 de febrero.

Asimismo, el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, está preparando acciones legales contra las medidas migratorias del presidentes Obama.

El demócrata Gutiérrez llegó a Carolina del Norte en un momento en que aumenta la presión por parte de grupos proinmigrantes hacia el gobernador McCrory para que retire su nombre de la demanda que tiene junto con otros 26 estados en contra el presidente Obama.

“Los gobiernos estatales como éste (Carolina del Norte) que no apoyan las acciones presidenciales en materia migratoria pagarán un precio político muy alto por darle la espalda ahora a los indocumentados. La comunidad no lo va a olvidar”, apuntó Gutiérrez.

Se estima que más de 120.000 latinos en Carolina del Norte podrían ampararse de las acciones ejecutivas del presidente en materia migratoria, lo que podría dejar en pago de impuestos y otros ingresos al estado alrededor de 197 millones de dólares en cinco años.

Moisés Meléndez, quien vino de El Salvador hace 12 años a Charlotte con su esposa, Nelly Díaz y su hijo Cristián, quien está en proceso de recibir DACA, es uno de los norcarolinos que podrían amparase bajo DAPA.

“Hemos enfrentando situaciones difíciles por no tener documentos legales pero ahora podremos salir de las sombras por las acciones del presidente y estar más tranquilos, pero hay que seguir luchando por las demás personas”, afirmó.

A su vez, con más de 22 años viviendo en Charlotte, la pareja de mexicanos, Luis y María Herrera, asistieron hoy a la charla informativa del congresista con la esperanza de escuchar de su propia voz que sí podrán recibir un permiso para quedarse legalmente en el país.

“Dejé de trabajar hoy para venir a apoyar al congresista, que ha sufrido con nosotros e inclusive se ha hecho arrestar sin necesidad, para que sienta que aquí en Charlotte estamos con él”, reiteró a Efe Luis Herrera, quien se dedica a la cocina.

Maudia Meléndez, directora de Jesus Ministry y líder de los inmigrantes en Charlotte, quien coordinó la visita del demócrata junto a las iglesias y grupos como Action NC y Familias Unidas, aseguró que varios hispanos desde Virginia, Carolina del Sur y diferentes partes de Carolina del Norte vinieron a ver al congresista.

“Desde que conozco al congresista en 1999 lo he llamado el ‘Moisés’ de los inmigrantes, porque sabemos que él nos llevará al final para que las familias se mantengan unidas”, apuntó Meléndez a Efe.

Esta no es la primera visita de Gutiérrez a la ciudad de Charlotte para promover programas migratorios o en defensa de los indocumentados de las Carolinas.

En abril de 2011, y frente a una audiencia de más de mil personas en una iglesia de Charlotte, el congresista demócrata pidió a la comunidad unirse y luchar contra las deportaciones de los padres de familias que estaban ocurriendo en aquel momento.

Asimismo, en la primavera de 2012, el legislador se presentó en dos ocasiones en la Corte de Inmigración en Charlotte para evitar la deportación del padre de familia e indocumentado de Carolina del Sur, Gabino Sánchez, quien logró conseguir posteriormente su residencia permanente gracias a las acciones de Gutiérrez.

El congresista recomendó a los inmigrantes llenar sus papeles en las iglesias y organizaciones comunitarias para evitar fraudes y estar atentos antes los detalles del programa el próximo 20 de mayo.

Gutiérrez continuará la gira el viernes en Charleston (Carolina del Sur) para regresar a Chicago (Illinois), luego seguir en Houston (Texas), Minneapolis (Minnesota), Tampa y Orlando (Florida), San José y Los Ángeles (California).