Raleigh.- Tal como estaba previsto, el representante republicano Harry Warren presentó esta tarde un proyecto de ley que plantea devolver el privilegio de manejar a los inmigrantes sin autorización legal en Carolina del Norte pero a la vez impone severas disposiciones contra la inmigración ilegal en el estado.

La ley HB786 titulada “La promulgación de una legislación comprensiva y razonable para tratar la inmigración en Carolina del Norte” o “The RECLAIM Act” , fue presentada a las 2:34 pm. de hoy en la Cámara de Representantes estatal y tiene como principales patrocinadores además de Warren a los representantes republicanos Jonathan Jordan, Brian Brown y Jeff Collins.

La extensa ley de 25 páginas “requiere” a los inmigrantes sin autorización legal obtener “permisos de conducir restringidos” con una vigencia de un año, luego de pasar un chequeo de historial criminal y registrar sus huellas biométricas. Dichos documentos serán renovables a un costo de $25.

Pero la ley contiene también una serie de provisiones en contra de la inmigración ilegal, como autorizar a las fuerzas del orden a chequear el estatus migratorio de ciertas personas que son legalmente detenidas o arrestadas y que sean sospechosas de estar viviendo en el estado sin autorización legal.

Dicha provisión fue tomada de la controvertida ley SB1070 de Arizona conocida como “muéstrame tus papeles” pero no se aplicará de la misma manera, según adelantó a Qué Pasa el legislador Warren.

El legislador explicó que la diferencia con la ley de Arizona es que esta provisión no obligará a las fuerzas del orden a preguntar por el estatus legal, sino que le autorizará a hacerlo si es que hay una causa justificada.

Otra provisión autoriza del proyecto HB786 contempla la confiscación y venta de vehículos motorizados por manejar con una licencia revocada, sin licencia o sin seguro. Sin embargo esta disposición no especifica si se aplicará sólo a los inmigrantes sin documentos o a todos los conductores del estado.

Además la ley propone aumentar las penas por posesión, fabricación o venta de documentos de identificación falsos, privar del derecho a libertad provisional a los indocumentados que cometan ciertos delitos graves y que éstos reitegren al estado el costo de su encarcelamiento.

El proyecto de ley también declara inaceptables la matrícula consular y otros documentos similares emitidos por consulados o embajadas de países extranjeros como formas válidas de identificación en el estado.

Warren justificó tales provisiones porque, según dijo, el proyecto busca enfocarse en la seguridad y ayudar a las fuerzas del orden a identificar a los criminales.

“Esta ley esta diseñada para dirigirse a un segmento de comunidad con presencia ilegal que está comprometida en serios crímenes como trafico de drogas, trafico humano, felonías, prostitución, cosas de esa naturaleza”, dijo en la entrevista con Qué Pasa.

“Esta ley está diseñada para ayudar a las fuerzas del orden con limitados recursos humanos y financieros a diferenciar a este segmento de la comunidad con presencia ilegal que está causando el mayor daño a la sociedad y esta dando la peor impresión del resto de esa comunidad”, añadió.

Por último, la ley modifica la ley estatal del E-Verify, que obliga a los empleadores a revisar el estatus migratorio de sus empleados, incluyendo en ella a los contratistas y subcontratistas. Sin embargo, excluye a los trabajadores de industrias que tienen un carácter estacional o si el tiempo de contratación es menor a un año calendario.

Esta provisión también indica que los empleadores que contraten a trabajadores que son portadores de “permisos de conducir restringidos” del estado no serán penalizados.

De aprobarse esta ley, las secciones 7 y 9, referidas a los documentos de identificación válidos y la emisión de los “persmisos de conducir restringidos” entrarían en vigor el 1 de octubre de 2013, mientras que las provisiones más duras entrarían en vigencia el 1 de diciembre de 2013.

Warren dijo estar consciente de que su propuesta de ley recibirá críticas de ambos de los dos lados del debate migratorio, los grupos pro inmigrantes y los antiinmigrantes, pero consideró que se trata de una manera realista de afrontar el problema de la inmigración ilegal en el estado.

“Esto no es un arbol de navidad, este es el primer paso, un acercamiento para resolver la situacion de manera razonable y realista”, dijo Warren.

El legislador pidió a los inmigrantes ver el proyecto como una oportunidad para salir de la sombras y estar listos para una eventual reforma federal de inmigración.

“Es un requerimiento para salir de las sombras y tomar ventaja de este permiso de manejo o ID restringido y haciendo esto esta gente estará en ventaja para cuando el gobierno federal tome una decisión sobre el camino a la ciudadanía que se está discutiendo”,  dijo Warren.

“Esto les servirá para abrir una puerta al empleo, a las escuelas, estar en el proceso, estar en el sistema, tener un récord, un pasado”, añadió el representante.

LEE LA LEY COMPLETA AQUI