Carolina del Norte.- El pasado 14 de marzo de 2020, el Gobernador Cooper anunció que, después de meses de cuidadoso trabajo, el estado estaba avanzando un plan para volver al aula. 

Esta decisión se tomó priorizando la salud pública 

Las escuelas comenzarán el año operando bajo los requisitos de salud y seguridad del “Plan B”, en el que se debe observar un distanciamiento social moderado. 

La guía Provisional de herramientas de las Escuelas Fuertes de Carolina del Norte, actualizada el 14 de julio, da un listado de los recursos sanitarios indispensables y necesarios para que tanto escuelas, como alumnos, padres y docentes, puedan retornar a las aulas de manera segura.  

Una de las herramientas centrales para reducir la propagación de COVID-19 y reducir el riesgo de contagios es el uso de mascarillas. En este marco, para el regreso a clases  se requiere que tanto los alumnos como todo el personal docente usen mascarillas durante las actividades escolares.

A las escuelas se les requiere: 

  • Asegurar que todos los estudiantes desde jardín hasta el grado 12, y todos los maestros, personal y visitantes adultos, usen mascarillas cuando se encuentren a menos de seis (6) pies de otra persona. A menos que la persona indique que aplica una excepción, estar comiendo o estar realizando una actividad física extenuante. 
  • Los alumnos desde jardín hasta el grado 12, y todos los maestros, visitantes adultos, y personal en los autobuses, o en otros vehículos de transporte escolar, deben usar mascarillas en cualquier lugar de los terrenos escolares, incluido el exterior.
  • Compartir orientación e información con el personal, alumnos y familias sobre el uso, remoción y limpieza de las mascarillas.

Se recomienda a las escuelas: 

  • Proporcionar mascarillas para el personal, otros adultos y alumnos; pedirles que las laven entre cada uso, con agua caliente y usando secadora de alta temperatura.
  • Proporcionar mascarillas desechables para el personal, visitantes o alumnos que no tengan una cuando lleguen a la escuela.
  • Considerar la posibilidad ofrecer un tiempo durante el día escolar para que los estudiantes, los maestros y el personal pueden tomar descansos breves al usar mascarillas en entornos donde el riesgo de transmisión es menor y cuando las personas están constantemente 6 pies de distancia.
     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *