Raleigh.- El  Departamento de Instrucción Pública de Carolina del Norte (NCDPI) anunció que los niños y adolescentes hasta los 18 años podrán recibir comida gratis durante el verano.

Más de 900,000 estudiantes de Carolina del Norte dependen de las comidas y refrigerios nutritivos que se sirven durante el año escolar a través de los programas de desayuno escolar, almuerzo escolar y comidas después de la escuela.

Solo en 2020, los Programas de Nutrición de Verano del estado  sirvieron 27,966,843 comidas de verano, seis veces la cantidad de comidas servidas en 2019.

Los programas de nutrición de verano pueden proporcionar comidas a los niños en cualquier momento en que no haya clases y se ofrecen a niños y adolescentes de 18 años o menos. Debido a la pandemia en curso, más niños y sus familias están luchando por saber de dónde vendrá su próxima comida.

Para encontrar comidas saludables y gratuitas cerca:

Envíe el mensaje de texto “FoodNC” al 877-877 para obtener información en inglés o “COMIDA” al 877-877 para obtener información en español,

Llame sin cargo al 1.866.3Hungry (1.866.348.6479) o al 1.877.8Hambre (1.877.842.6273),

Utilice la herramienta de mapeo de N.C. Site Finder en http://childnutrition.ncpublicschools.gov,

Visite el buscador de sitios de comidas de verano del USDA, https://www.fns.usda.gov/SummerFoodRocks.

“Desde que las escuelas de Carolina del Norte cerraron a los estudiantes el 16 de marzo del año pasado debido al COVID-19, se han servido más de 160 millones de comidas a través de las iniciativas de alimentación de emergencia del Programa de Nutrición de Verano para apoyar la respuesta de salud pública del estado COVID-19”, indicó el NCDPI en un comunicado..

Los programas de nutrición de verano de Carolina del Norte son administrados por el NCDPI, con la asistencia federal del Departamento de Agricultura de los EE. UU. (USDA).

Las personas con discapacidades que requieran medios alternativos de comunicación para la información del programa (por ejemplo, Braille, letra grande, cinta de audio, lenguaje de señas estadounidense, etc.) deben comunicarse con la agencia (estatal o local) donde solicitaron los beneficios.

Quienes padecen de sordera, con problemas de audición o discapacidades del habla pueden comunicarse con el USDA a través del Servicio de retransmisión federal al (800) 877-8339. Además, la información del programa puede estar disponible en otros idiomas además del inglés.