Raleigh.- Como seguimiento al éxito que tuvo el voto latino en las elecciones generales del 3 de noviembre, organizaciones y grupos de base de Carolina del Norte, que forman parte de Votemos NC, destacaron el trabajo que realizaron y mandaron un mensaje: “A pesar de los comicios aún hay mucho trabajo que hacer”.

También celebraron y reconocieron la participación de los grupos comunitarios que por unos cuatro meses día a día salieron a tocar puertas para motivar a los votantes a ir a las urnas.   

Durante las votaciones anticipadas del 2020 en Carolina del Norte, 128,000 latinos votaron, y de esos, 40% fueron sufragaron por primera vez, indicó Iliana Santillán, de Votemos NC. En el 2016, un total de 81,000 latinos votaron, es decir solo un 44% de los votantes latinos registrados.

“Estamos aquí para dejar saber a todos que la lucha no termina, apenas comienza. Queremos un cambio en Carolina del Norte, sabemos que es un estado bien conservador, pero queremos dejar saber a los oficiales electos que en la comunidad hay grupos, organizaciones y miles de personas para hacer eso posible”, dijo María Mayorga, de Votemos NC durante una conferencia de prensa realizada el sábado en el parque Halifax Mall en el centro de Raleigh.

En el lugar estuvieron miembros de varias organizaciones que forman la red de Votemos NC. Sergio Fernández, de El Centro de Henderson County, Yolanda Zavala, de Comité Popular Somos Raleigh, Ivan Almonte, de Durham Rapid Response, Jezebel Abreu, de Asociación Dominicana (ADORA), Antelmo Salazar, de Hendfact, Griselda Alonso, de MOON, Sandro Mendoza, de Acción Política Latina y Ashanti Perez, de Angel Guardian hablaron de su trabajo en la movilización del voto latino.

Éxitos, desafíos y retos  

Julian Abreu, presidente de ADORA, dijo que la comunidad latina es una triunfadora por el solo hecho de haber incrementado el voto en las elecciones.

“Lo que sigue es seguir empoderando a los jóvenes que son el futuro del país, del estado y no dejar que esa posición que nos costó tanto trabajo se pierda”, agregó en declaraciones a Qué Pasa.

Al mismo tiempo indicó que hay que seguir trabajando en los próximos comicios cualquiera que sean los candidatos sin importar el partido ni la política que tenga cada uno.

El activista dominicano sostuvo que el triunfo de Trump en el estado significa trabajar para lograr cambiar el “color” de Carolina del Norte de rojo republicano a azul demócrata. “Es un trabajo mucho más grande, tenemos que comenzar más temprano”.

En relación a la mayoría que obtendría el Partido Republicano en la Asamblea Legislativa de Carolina del Norte, Abreu dijo que van a esperar a revisar cómo quedó todo a nivel estatal, para después hacer el trabajo y comenzar a pasar cuentas. “Aquí estamos, hicimos un trabajo, estamos creciendo, estamos pidiendo cuentas, quién va estar apoyando a la comunidad porque te vamos a pasar factura en los próximos comicios”.

Comentó que el principal desafío es estar frente a los legisladores electos, que sepan que la comunidad latina ocupa un espacio importante a nivel de voto, y seguir cultivando el trabajo con los jóvenes que son el 30% de los votos en el estado, para que no se pierda, y empoderarlos.

Para Yolanda Zavala, del Comité Popular Somos Raleigh, el reto para el siguiente año es acercarse a los funcionarios electos republicanos y tratar de hacerles saber que están en esa silla por los votos de los jóvenes, de hijos y nietos de inmigrantes y que si no están con la comunidad, podrían perder las siguientes elecciones.

“Que no se olviden que aunque somos inmigrantes tenemos a nuestros hijos y nietos que pueden hacer la diferencia votando”.

Por su parte, Cuauhtémoc Domínguez, de Durham Rapid Response, destacó la labor de los grupos de base cuyos miembros a pesar de la pandemia, hicieron trabajo de campo para animar el voto latino.

“Mucho más que el hecho por los propios partidos”, dijo.

Además de sostener sobre la importancia de seguir dando el ejemplo a los jóvenes e impulsar su participación en la política estatal.

Indicó que el reto será las elecciones del alguacil de Durham el próximo año. Actualmente la oficina del sheriff Clarence Birkhead no colabora con el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE).

Después de la conferencia de prensa, los grupos de base participaron en una actividad organizada por el Team Democracy, donde se habló del poder del voto, y de hacer cumplir lo que prometieron los candidatos electos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *