Credit: MFOL

Charlotte. – Centenares de personas participaron el fin de semana en Carolina del Norte en protestas contra la violencia de las armas de fuego y los tiroteos masivos, uniéndose a las jornadas nacionales e internacionales bajo el espíritu de la Marcha por Nuestras Vidas.

Raleigh, Asheville y Charlotte

El sábado 11 de junio, los manifestantes se reunieron en Raleigh en el centro comercial Halifax y frente al Museo de Arte de Asheville, en el oeste del estado.

El lugar de encuentro en Charlotte fue el parque First Ward, en el Uptown, en la mañana del domingo 12.

Las protestas de Carolina del Norte hicieron parte de las más de 450 manifestaciones realizadas a través del país como reacción al tiroteo ocurrido en la escuela elemental Robb en Uvalde, Texas, donde 19 niños y dos maestras fueron asesinadas, el pasado 24 de mayo.

Millares de personas se congregaron para protestar en Washington DC y las principales ciudades de la nación.

Drake T Neal

El origen

Los actos de repudio a las matanzas con armas de fuego también tuvieron lugar en España, Italia, Francia y Alemania por los trágicos sucesos de Estados Unidos.

La Marcha por Nuestras Vidas, surgió hace cuatro años, como un movimiento dirigido por estudiantes, en respuesta al tiroteo en la Escuela Secundaria Marjory Stoneman Douglas de Parkland, Florida.

En la Masacre de San Valentín, el 14 de febrero de 2018 de 2018 murieron 17 personas, 14 alumnos y tres docentes.

Por el control de armas

Los manifestantes de Carolina del Norte se pronunciaron por la necesidad de un control más estricto de las armas.

Oradores y participantes en las protestas urgieron por la aprobación de legislación que mantenga a los artefactos letales fuera de las manos de los jóvenes y de las personas con enfermedades mentales.

En el acto de Charlotte se programó la intervención del senador estatal  Jeff Jackson y la congresista Alma Adams.

En Raleigh participaron comisionada del condado de Durham, Nida Allam, y la representante a la Cámara Estatal, Marcia Morey

Burr y Tillis

En las protestas se denunció la recepción de millonarias donaciones de la Asociación Nacional del Rifle (NRA) a las campañas de los senadores federales republicanos de Carolina del Norte, Richard Burr y Thom Tillis.

No obstante, coincidiendo con las protestas, se anunció en Washington que Burr y Tillis fueron firmantes de una iniciativa bipartidista de 20 senadores para reformar las leyes de armas en el país.

El acuerdo

El acuerdo bipartidista sobre la violencia de las armas, el primero de este tipo en 30 años, incluye a 10 senadores republicanos, lo que significa que la propuesta tiene suficiente respaldo para superar obstáculos en cuando se convierta en un proyecto de ley y pase a votación.

La propuesta incluye financiación para recursos de seguridad escolar, un proceso de revisión más estricto para los compradores menores de 21 años, una disposición de alerta roja para compradores potenciales e inversión en programas de salud mental y prevención del suicidio.

Pero, la legislación no prohíbe la venta pública de rifles de asalto, usados en las matanzas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.