Raleigh.- Ante la amenaza constante que representa el cambio climático, Carolina del Norte y el Reino Unido firmaron un acuerdo de cooperación, para transitar hacia las energías limpias de manera conjunta.

El gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper, reconoció la importancia de contar con socios como el Reino Unido, con el que podrán fomentar inversiones, intercambios tecnológicos y aumentar los lazos comerciales.

De acuerdo al Memorando de Entendimiento (MOU), la finalidad es “fortalecer la cooperación bilateral” para lograr cero emisiones de gases de efecto invernadero hacia mediados de este siglo.

Para lograr esto, tanto Carolina del Norte como el Reino Unido, promoverán el crecimiento de los sectores energéticos limpios, para hacer frente a la urgencia que representa el cambio climático global.

Roy Cooper dijo que este trato ayuda a una “transición hacia una economía de energía limpia”, sin limitar el crecimiento ni el desarrollo económico.

Aprovechar los recursos

Con esta firma, el gobierno de Carolina del Norte señaló que busca promover la “justicia ambiental” y con esto, ampliar las oportunidades económicas para todos los ciudadanos y residentes del estado.

Por su parte, Machelle Baker Sanders, secretaria de Comercio de Carolina del Norte, aseguró que la estrategia es explorar nuevas oportunidades de generación de energías, utilizando recursos sustentables.

Entre otras cosas, su objetivo es impulsar la energía eólica marina y de esta manera, aprovecharla fuerza del viento que se produce en alta mar, dentro de los límites estatales.

Un estado estratégico

Para Penny Mordaunt, la ministra de Comercio Internacional del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, este acuerdo es muy importante para ellos.

Ya que considera que Carolina del Norte es “el hogar de algunas de las empresas más emocionantes de los EE. UU”, además de que, por su potencial comercial, “fue nombrada el principal estado de negocios” de todo el país.

De esta manera, con el acuerdo firmado en Londres el 20 de julio de 2022, Carolina del Norte aprieta el acelerador hacia una rápida transición a una economía de energía limpia y lograr cero emisiones de efecto invernadero lo antes posible, según explicó en un comunicado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.