Winston-Salem.- Algunos cambios en la legislación para controlar la compra de armas en Carolina del Norte surtieron efecto a partir del 1 de diciembre, modificando varios de los requisitos para realizar este trámite.

Varios alguaciles de Carolina del Norte emitieron comunicados con respecto a la ley HB 562, firmada por el gobernador Pat McCrory en agosto pero que entra en vigor a partir de diciembre.

Los cambios están relacionados con el trámite en las oficinas de los alguaciles de cada condado para obtener un permiso para comprar armas.

“Como sheriffs, hemos intentado implementar estos cambios exigidos por la Asamblea General de una forma que minimice las inconveniencias en las solicitudes de permisos para la compra de pistolas”, se lee en el comunicado que resume cada uno de los puntos que cambiaron a partir del inicio del presente mes.

A partir de ahora, todas las oficinas del sheriff en todos los condados de Carolina del Norte deben utilizar la misma solicitud de permiso para la compra de armas. Dicho documento fue creado por el SBI. 

Los permisos tramitados antes del 1 de diciembre pueden utilizarse hasta su fecha de expiración o también pueden canjearse por uno nuevo sin costo alguno, manteniendo la fecha de expiración original.

Para determinar el buen carácter moral del solicitante al permiso para comprar armas, el sheriff solamente podrá tomar en cuenta el historial criminal de los últimos cinco años.

En caso de haber ocurrido un crimen o condición hace más de cinco años, el sheriff deberá evaluar si esta condición o crimen cometido independientemente descalifican a la persona de poder adquirir un arma.

Si la solicitud del permiso para comprar armas es negado y la persona quiere apelarlo, deberá acudir a la corte superior en lugar de la corte de distrito, donde antes se manejaban estas querellas.

Los requisitos para una solicitud de permiso para comprar armas son: Llenar la solicitud, un pago de $5, presentar una identificación expedida por el gobierno y comprobante de domicilio.