El proyectó quedó alojado en su Comité de Reglas y Operaciones del Senado.

Raleigh.- Los legisladores estatales empujan rápidamente una propuesta de ley que prohibiría los abortos debido a la raza, género o por anomalías genéticas como el Síndrome de Down del bebé sin nacer.

La iniciativa HB 453, catalogada por sus creadores como una forma de “no discriminar vidas humanas”, fue aprobada la semana pasada por miembros de ambos partidos en la Cámara de Representantes. Después de su primera lectura en el Senado, quedó alojada en su Comité de Reglas y Operaciones.

“Cualquier niño, nacido o sin nacer, debe de estar protegido de la discriminación, especialmente cuando se trata de terminar su vida por raza, género o una anormalidad genética”, dijo la representante Pat McElraft, una de las propulsoras de la propuesta.

Según McEraft “más del 70 por ciento de bebés con un diagnóstico prenatal de síndrome de Down nunca tienen una oportunidad de vivir”.

El proyecto de ley propone que antes de realizar un aborto, el doctor confirme que el procedimiento no se trata debido a la raza o género del bebé aun sin nacer, o tampoco si se cree que presenta síndrome de Down.

Los médicos tendrían que enviar a las autoridades sanitarias estatales esta información, acompañada con un ultrasonido del paciente, para su evaluación.

Quienes se oponen a esta legislación que sigue una tendencia nacional opinan que se trata de un intento de los legisladores de frenar el acceso a los abortos.

En contra del proyecto
La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) de Carolina del Norte condenó el avance de esta propuesta.

“Los habitantes de Carolina del Norte tienen derecho a acceder a servicios de salud reproductiva seguros sin interferencia del gobierno. HB 453 no trata de poner fin a las prácticas discriminatorias”, indicó Liz Barber, analista de políticas de la ACLU-NC.

Consideró que este proyecto es parte de una campaña “para aprobar tantas leyes como sea posible para estigmatizar aún más y crear obstáculos para acceder a la atención del aborto”.
“Hemos visto este tipo de prohibiciones antes en otros estados y, si bien se presentan como un esfuerzo para luchar contra la discriminación, sabemos que son solo otro medio para controlar los cuerpos de las personas, la toma de decisiones y la reproducción.

Exhortamos al Senado a rechazarlo y al Gobernador a vetarlo en caso de que llegue a su escritorio ”, señaló Barber.

La votación a favor de la HB453 en la Cámara de Representantes ocurrió el jueves pasado, mismo día que en de una corte de apelaciones a nivel federal se debatió una ley de Carolina del Norte que prohíbe el aborto después de 20 semanas de embarazo. Un tribunal federal había considerado inconstitucional esta ley hace dos años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *