Raleigh.- El proyecto de Ley HB 370 que busca obligar que los alguaciales de Carolina del Norte colaboren con el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) avanzó en la Asamblea Legislativa estatal la tarde del lunes. En su apoyo se han sumado hasta el momento 30 legisladores republicanos, entre los que figuran el presidente de la Cámara de Representes Tim Moore y Harry Warren, quien en 2015 presentó una propuesta para dar licencias de conducir a inmigrantes indocumentados.

La propuesta fue enviada al Comité Judicial para su debate. De aprobarse pasaría al Comité de Estado y Gobierno Locales en su aún largo camino para convertirse en Ley.

Este proyecto, "Requerir la cooperación del Sheriff con ICE" plantea que los alguaciles honren las ordenes de detención emitidas ICE y prohibe que las autoridades locales y policiales puedan impedir el trabajo de Inmigración en las cárceles. Adicionalmente permite que las personas civiles puedan demandar a las juridiscciones locales que no cumplan con las leyes estatales relacionadas con inmigración.

Enre sus provisiones se indica que la autoridad que administre cualquier tipo de centro de detención deberá intentar determinar si el prisionero – detenido por una ofensa criminal o DWI- es un residente legal de Estados Unidos mediante una investigación del reo o el la verificación de cualquier documento.

La propuesta indica que se le debe informar a la persona que su detención responde a una solicitud de arresto de inmigración emitida por el Departamento de Seguridad Nacional. 

Prohibe que se impidan el trabajo de ICE

LA HB 370 además, prohibe que los condados puedan interferir en el trabajo relacionado con la recopilación de información sobre el estatus migratorio de cualquier persona.

En se sentido – señala la propuesta- no se podrá "prohibir a los funcionarios y agencias policiales que recopilen dicha información. Ni tampoco darle directivas sobre lo mismo.

También indica que los condados no pueden prohibir que las autoridades policiales compartan información con las agencias federales. Además no podrán impedir que los oficiales federales encargados de hacer cumplir la ley que ingresen y realicen actividadesen una cárcel del condado, centro de confinamiento local, centro de confinamiento del distrito o  una cárcel por satélite.

Posibilita demanda

El proyecto posibilita que los gobiernos locales y agencias de policía sean demandados si no cumple con la ley estatal de inmigración y sancionados con multas diarias.

“Cualquier persona que resida dentro de la jurisdicción de una ciudad, condado o agencia local de cumplimiento de la ley  y que crea que no está cumpliendo ley estatal puede interponer una demanda ante el tribunal superior de cualquier condado”, apunta el proyecto.

El tribunal impondrá una multa civil contra cualquier ciudad, condado o agencia policial.

Por una primera ofensa, no menos de mil dólares ($1,000) y no más de mil quinientos dólares ($1,500) por día por cada día. Por cada infracción posterior, no menos de veinticinco mil dólares ($25,000) y no más de veinticinco mil quinientos dólares ($25,500) por cada día.

En diciembre del año  pasado los alguaciles de los condados Wake y Mecklenburg pusieron fin al programa 287(g). Mientras que los sheriff de Durham, Forsyth y Buncome decidieron no honrar las órdenes de detención de ICE.

El proyecto de ley HB370  fue  presentado por los legisladores: Destin Hall (Distrito 87), Brenden Jones (Distrito 46);  Jason Saine (Distrito 97) y Carson Smith (Distrito 16).

Además cuenta con el apoyo, hasta el momento, de los representantes republicanos John Bell;  Hugh Blackwell;  Jerry Carter;  Debra Conrad;  Ted Davis;  Holly Grange;  Kyle Hall;  Bobby Hanig;  Kelly Hastings; Graig Horn;  Julia Howard;  Chris Humphrey;  Pat Hurley;  Steve Jarvis;  Pat McElraft;  Allen McNeill;  Tim Moore; Gregory Murphy;  Larry Potts;  Michele Presnell;  David Rogers;  Mitchell Setzer;  Larry Strickland;  Harry Warren;  Donna White y Larry Yarborough